Buscador


Latinoamérica

Brasil quiere más recursos con las licencias de telefonía

07-03-2014

Brasil busca formas de conseguir más dinero por permisos para telefonía a cambio de aceptar una cobertura de menor nivel, dijo el jueves a Reuters una fuente gubernamental, que destacó que las compensaciones podrían necesitarse para cumplir con una compleja meta fiscal.

Funcionarios del Tesoro han presionado a los reguladores para que bajen los requisitos de cobertura u ofrezcan menos permisos en una subasta en agosto de espectro para una nueva generación (4G) de equipos móviles, dijo la fuente.

Las nuevas normas podrían impulsar el precio mínimo de los permisos a entre 12.000 millones y 15.000 millones de reales (5.200 millones y 6.500 millones de reales) desde los 6.000 millones de reales.

“Cuando fijas requisitos los precios en la subasta caen, porque intercambias dinero que habría ido a las arcas fiscales por inversiones en mejores servicios. Quitando las obligaciones (…) la subasta recauda más dinero”, dijo la fuente, que solicitó el anonimato debido a que las discusiones siguen en marcha.

Las autoridades del Tesoro y del Ministerio de Comunicaciones no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios. El regulador de telecomunicaciones del país, Anatel, no quiso hablar sobre la información.

El cambio destaca los esfuerzos que podría tener que realizar la presidenta Dilma Rousseff para cumplir con una estricta meta presupuestaria, mientras se prepara para buscar la reelección en octubre.

La política fiscal más relajada de Brasil y su dependencia en ingresos extraordinarios han provocado críticas de los inversores, que también reclaman sobre normas impredecibles para las concesiones.

Para las grandes compañías de servicios telefónicos del país perderse la próxima ronda de concesiones podría dañar el valor de las inversiones en 4G y desalentar el gasto de capital a futuro.

Las compañías de telecomunicaciones de Brasil se encuentran en una lucha por mantener ganancias en momentos de debilidad de la economía y fuertes inversiones para desplegar la cobertura 4G y mejorar redes ya existentes antes del Mundial de fútbol en junio.

Telefónica Brasil SA, la unidad local de la española Telefónica, es el mayor operador inalámbrico del país y principal proveedor de 4G. TIM Participações SA, una filial de Telecom Italia, es la segunda operadora móvil más grande del país. La firma América Móvil del magnate mexicano Carlos Slim y el Grupo Oi SA, que está en proceso de fusión con Portugal Telecom, también son participantes de gran tamaño en Brasil.

Entre las cuatro compañías, pagaron en total 2.560 millones de reales en 2012 en una ronda inicial de permisos para redes 4G en las ciudades en las que se desarrollará la Copa.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.