Buscador


Latinoamérica

Abogados y un magistrado de El Salvador denuncian el ingreso de dinero ilícito para financiar las campañas electorales

01-11-2016

El limitado acceso que tengan los ciudadanos a conocer la información del financiamiento del sistema político posibilita la corrupción y el ingreso de dinero ilícito para financiar las campañas electorales, según concluyen abogados del país, y un magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en un conversatorio del Centro de Estudios Jurídicos (CEJ).

En los últimos dos años, los partidos políticos se han mostrado renuentes a revelar la identidad de sus donantes privados; y la Asamblea Legislativa ha incumplido una sentencia de la Sala de lo Constitucional que le ordenó reformar la Ley de Partidos Políticos, ya que dejó establecido que solo se podrá conocer los datos con el aval de los donantes.

De hecho, el pasado 29 de septiembre, la sala ordenó suspender la entrega de dinero público a los partidos, y le dio a los diputados hasta diciembre para eliminar en la ley actual la obligación de pedir permiso a sus financistas para difundir información de las donaciones y los nombres. El partido de gobierno, FMLN, es quien más se ha negado a revelar esa información. ARENA, PCN y GANA han brindado cierta información solo en los periodos que les estableció el TSE.

“El dinero en la política puede convertirse en un caballo de troya para diferentes tipos de hechos negativos para la democracia… La falta de transparencia financiera en los partidos políticos nos lleva a concluir que es una fuente posible de corrupción y posibilita que el dinero ilícito financie las campañas electorales”, indicó el abogado Eduardo Escobar, de Acción Ciudadana, quien ha interpuesto las demandas de inconstitucionalidad ante la sala. Al mismo tiempo, expresó que la transparencia en el financiamiento también ayuda a la población a determinar qué grupos de poder están detrás de los partidos, qué intereses pueden defender, y qué compromisos tienen que cumplir.

Para el magistrado del TSE, Miguel Ángel Cardoza, aún cuando “el dinero sea bien habido”, queda la posibilidad de que un grupo de poder apoye a un candidato más arriba de los límites de dinero que se establece, y termine “hipotecando a un candidato y a un futuro funcionario público”.

El magistrado mantuvo: “El dinero mal habido”, todavía es más peligroso porque “puede entrar el crimen”. “Los autores, los que escriben del financiamiento en las campañas electorales, señalan que la corrupción comienza con el financiamiento en las campañas políticas”.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.