Buscador


Alemania y Francia entrarán en recesión este año

06-09-2012

La intervención del Banco Central Europeo para comprar deuda de los países más castigados con la prima de riesgo y depresión económica, España e Italia, tiene mucho que ver, mucho más de lo que se dice, con el hecho de que Alemania entra en recesión, y junto a ella, Francia, la otra gran economía del Viejo Continente. La OCDE presentó ayer sus previsiones económicas actualizadas en las que señala que los dos países más ricos de Europa tendrán este año dos trimestres consecutivos de decrecimiento, lo que se interpreta académicamente como la señal de una economía en recesión.

Para Francia había previsto anteriormente un crecimiento del PIB del 0,6% y ahora lo deja en el 0,1%, con descensos del 0,2% en el segundo trimestre y del 0,3% en el tercer trimestre. En Alemania, Merkel se ha caído del guindo y esa y no otra es la razón de tolerar, aunque todavía haga aspavientos el Bundesbank, que Mario Draghi ponga en marcha todas las herramientas que tiene a mano para evitar la catástrofe. La OCDE declara en sus nuevas previsiones que el PIB caerá en el tercer trimestre un 0,5%, y un 0,8% en el cuarto.

La institución, que agrupa a 33 países democráticos con economías de mercado, subraya que “los ajustes presupuestarios y el prolongado periodo de desconfianza han minado la demanda de los hogares en varios países. En la zona euro, la crisis de los países periféricos se propaga al corazón de la zona”. El conjunto de la eurozona caerá el 1% y el 0,5% en los dos últimos trimestres.

La OCDE hará público el informe en noviembre, pero de momento ya ha adelantado estos datos muy negativos. El Secretario General, Ángel Gurría, lleva semanas pidiendo al BCE y a Alemania que tomen medidas que impidan el colapso de las economías del euro, aunque tampoco Gran Bretaña, a pesar de darle a la máquina de hacer billetes, consigue salir de la recesión, con una previsión (sin contar el posible efecto positivo de los Juegos Olímpicos) de los cuatro trimestres de este año en rojo.

Por el momento, solamente Estados Unidos da la nota positiva, con una previsión de crecimiento del 2,3% en este año electoral, reflejo de “una mejora del mercado inmobiliario y el progreso en los ajustes presupuestarios”. Ya hace una semana, la OCDE publicó unas cifras muy malas de comercio de mercancías, con fuertes contracciones en Europa. En Francia, las importaciones cayeron un 4,7% y  las exportaciones, un 2,5% en el segundo trimestre, últimos datos disponibles, mientras que las de Alemania retrocedieron un 3,5% y 2,5% respectivamente.

Los indicadores adelantados mundiales del pasado mes ya alertaban sobre una contracción económica de orden mundial, siendo hasta ahora el único indicador macro relevante positivo el de inflación, que se situaba en el conjunto de países de la OCDE en el 1,9%, un nivel por debajo incluso de los objetivos exigentes de los bancos centrales, y del 1,8% si se excluye alimentos y energía, siempre más volátiles.

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.