Buscador


Alto riesgo de un noveno impago soberano en Argentina

07-11-2019

Crédito y Caución prevé que, en 2019, el PIB de la economía argentina se contraiga un 3%, la inflación supere el 50%, el desempleo cierre por encima del 10% y la pobreza afecte a más de un tercio de la población. En un contexto de pérdida de confianza por parte de los inversores en esta economía, afectada por el temor a un retorno del intervencionismo y la sucesión de impagos soberanos, el último informe de la aseguradora aborda “la tarea hercúlea” que afronta el país tras el giro institucional propiciado por las últimas elecciones presidenciales.

El análisis de la aseguradora de crédito recalca que el presidente electo, “hasta ahora bastante impreciso en cuanto a su agenda de política económica”, se enfrenta a una tarea difícil: cumplir su promesa de no adoptar nuevas medidas de austeridad y, al mismo tiempo, restablecer la confianza de empresas e inversores. “Si el nuevo presidente y su equipo no recupera la confianza de los inversores podría producirse una nueva quiebra soberana, lo que dificultaría la obtención de la financiación necesaria para reiniciar la economía”. Sin embargo, “el incumplimiento de la promesa de poner fin a la austeridad podría dar lugar a una agitación social generalizada, lo que podría hacer que los inversores se muestren aún más reacios a invertir en el país”.

Lo más urgente será renegociar con el FMI el programa de 57.000 millones de dólares acordado el pasado año y proporcionar más detalles sobre su propuesta para reestructurar la deuda soberana. La aseguradora de crédito considera que el riesgo de un nuevo impago soberano, que constituiría el noveno en la historia de Argentina, es muy alto. Al margen de la negociación con el FMI, Argentina afronta en 2020 la amortización de 17.000 millones de dólares con acreedores privados externos. Dada la disminución de las reservas, el grado de ajuste fiscal que la nueva Administración esté dispuesta a implementar será clave para su capacidad de pago.

Crédito y Caución no excluye que el riesgo de impago comercial para las empresas que exportan a Argentina pueda verse deteriorado en esta situación. “Por el momento, las restricciones no afectan a la capacidad de las empresas para acceder a divisas extranjeras con fines comerciales o de pago de sus deudas. Sin embargo, dado el bajo nivel de reservas y el difícil entorno económico, no puede excluirse un mayor endurecimiento de las restricciones”, dice el informe.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.