Buscador


Latinoamérica

Argentina nacionaliza el 3G y se lo da a una empresa dirigida por La Cámpora

05-09-2012

El Gobierno de Argentina canceló este miércoles la licitación de frecuencias de telecomunicaciones y anunció que la red 3G será estatal, ya que la única empresa que cumplía con los requisitos para operar era Claro, del mexicano Carlos Slim. El ministro argentino de Planificación Federal, Julio de Vido, explicó este miércoles que “prácticamente nos vamos a quedar con un 25 por ciento de la frecuencia 3G, que va a ser 100 por ciento estatal”.

De Vido reveló que, de las cinco empresas de telecomunicaciones que participaron de la licitación, Claro era la única que cumplía con las condiciones patrimoniales suficientes para obtener la adjudicación. El funcionario aclaró, sin embargo, que “otorgar la frecuencia a un solo oferente hubiera sido un proceso de concentración y los argentinos estamos hartos de los monopolios y no queremos generar monopolios”.

De Vido explicó que, después de evaluar las ofertas que presentaron Claro, Nextel, Multitrunk, Telecom y Superfone, “decidimos dejar sin efecto el concurso público por razones de oportunidad, mérito y conveniencia”. Para llegar a esta resolución, añadió el titular de Planificación Federal, “se tuvieron en cuenta dos objetivos básicos: ampliar la competencia y fomentar el ingreso de nuevos actores al mercado”.

La licitación que dio de baja el Gobierno correspondía al excedente de participación que tenía la española Movistar, como consecuencia de la anterior fusión entre Movicom y Unifon en 2004. A pesar de que Telefónica no participaba en el concurso, De Vido dijo que la medida se toma para evitar el monopolio en las comunicaciones móviles, y volvió a apuntar contra la fusión entre Telefónica y Telecom. “Fue integración monopólica”, señaló, y agregó: “Los argentinos estamos hartos de los monopolios”.

“Es la recuperación de la soberanía del uso del éter”, dijo De Vido, señalado sin embargo por algunos medios como el gran derrotado por esta decisión. Según estas fuentes, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, ha logrado imponer el proyecto de crear una gran empresa nacional de telecomunicaciones en contra de la voluntad del ministro de Planificación Julio De Vido, que pretendía subastar las frecuencias de telefonía celular devuelta por Movistar.

Las mismas fuentes añaden que, si bien ArSat es manejada por el ministro De Vido, en esta compañía tiene cada vez más poder la agrupación La Cámpora, que logró a principios de año designar a Guillermo Rus como su director y vicepresidente.

Así, la agrupación kirchnerista dirigida por el hijo de la presidenta Cristina Kirchner, Máximo, tendrá injerencia en el nuevo mapa de comunicaciones móviles. Un decreto del Gobierno designo el pasado 6 de enero como director de Ar-Sat a Guillermo Rus, militante de la organización. Más información.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.