Buscador


Argentina tendrá que pagar 400 millones de dólares a Suez por ruptura de contrato

10-04-2015

La Argentina perdió otro juicio. Esta vez se lo ganó la empresa francesa Suez, que en 2006 acudió a los tribunales del CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones) por la ruptura del contrato de concesión para la provisión de agua potable a través de la empresa Aguas Argentinas. El fallo del CIADI que se conoció hace instantes dice que la Argentina deberá pagarle a Suez 405 millones de dólares. El reclamo inicial de la empresa francesa superaba los 1.200 millones de dólares. La información acaba de ser comunicada por la empresa Suez.

En 1993 Aguas Argentinas (del grupo Suez) ganó el concurso de privatización de la ex Obras Sanitarias para dar los servicios de gestión de agua potable en la ciudad de Buenos Aires. Luego delcongelamiento de tarifas que siguió a la salida de la convertibilidad, el contrato fue interrumpido en 2006 por el decisión del gobierno del ex presidente Néstor Kirchner. En ese momento empezó la demanda ante el CIADI, que ayer concluyó a favor de la empresa francesa.

Ahora resta saber cómo hará frente a esa sentencia la Argentina. Los últimos antecedentes datan de fines de 2013, cuando la Argentina arregló varias sentencias al mismo tiempo.

Las empresas, Blue Ridge Investments (por el juicio de CMS), CC-WB Holdings (por juicio de Continental Casualty Company), Vivendicon Aguas del Aconquija, Azurix y NG-UN Holdingsm (por juicio en este caso ante tribunal de Naciones Unidas) se mostraron dispuestas a aceptar bonos como parte de pago, quitas de capital e intereses.

Por otro lado, un fondo de inversión inició en Nueva York una demanda contra YPF y la República Argentina por la expropiación de las acciones de la petrolera a la familia Eskenazi. Estos, sin embargo, niegan tener relación con la demanda.

Los Eskenazi compraron el 25% de YPF a través de dos empresas radicadas en España, Petersen Energía Inversora, S.A.U. y Petersen Energía, S.A.U. Estas compañías recibieron créditos por unos US$ 2.500 millones para pagar las acciones a Repsol. Unos 1.800 millones fueron prestados por la propia petrolera española, y el resto por un consorcio de bancos. La garantía de esos créditos fueron las propias acciones de YPF.

Cuando el Estado estatizó YPF, las dos Petersen españolas entregaron a sus acreedores las acciones como parte de pago por los créditos. Y luego fueron a la quiebra. Hoy están en proceso de liquidación,  bajo la autoridad de la justicia española.

En ese marco, explicaron fuentes ligadas a la operación, el Tribunal español cedió a una subsidiaria de Burford Capital Limited el derecho de iniciar juicios a la Argentina e YPF por no haber hecho las OPA requeridas por las normas de la petrolera. “Compraron los derechos al juicio, son gente especializada en ese tipo de operaciones”, dijeron las mismas fuentes. Sin embargo, en los hechos, son las propias compañías Petersen españolas las que aparecen haciendo las demandas, representadas por King & Spalding y Kellogg Huber Hansen Todd Evans & Figel.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.