Buscador


Aumenta el déficit comercial en Bolivia por la caída de las exportaciones

29-07-2016
Las exportaciones bajaron  en 28% en el primer semestre del año  en relación con  2015. En el mismo periodo, el déficit comercial se incrementó hasta 618 millones de dólares, de acuerdo con datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
 Según el boletín estadístico del INE, las ventas bajaron de 4.702,4 millones de dólares, en junio de 2015, a 3.383 millones de dólares este año (ver gráfica).
Las actividades que presentan los mayores descensos son  los hidrocarburos y los minerales, en 50% y 11%, respectivamente, mientras que la industria manufacturera registró una caída del 4,8% y las ventas de agricultura, ganadería, caza, pesca y silvicultura crecieron en 0,1%.
El gerente  del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, opinó  que en el caso de los sectores  hidrocarburífero y minero el descenso se puede entender por la caída de los precios internacionales de las materias primas.
“En el caso de estas industrias extractivas, la caída se ha dado principalmente en valor, es decir, que se han obtenido menos ganancias por volúmenes similares, producto de los bajos precios internacionales”, precisó.
Sin embargo, Rodríguez señaló que en el caso de las industrias manufactureras la situación es más preocupante, especialmente en el caso de los textiles y la industria láctea, ya que la reducción en sus exportaciones denota una caída en el volumen y por ende en la producción.
“La baja en las ventas al exterior en estas industrias se ha dado principalmente por la pérdida de mercados, debido a la baja competitividad con la que salen nuestros productos a enfrentarse a la producción de otros países, que compiten con mejores condiciones”, agregó.
 La  baja competitividad es mayor a causa del alza en los costos de producción, combinada con la caída de los precios de algunos productos en el exterior.
“En el caso de la leche, por ejemplo, cuyos costos de producción se han incrementado; esto,  sumado a un tipo de cambio fijo, terminan por encarecer las exportaciones, desanimando a los productores que no quieren sacar su producto al exterior a pérdida”, ejemplificó.
La menor  competitividad es un aspecto  sistémico e  involucra a los sectores privado y público.
“La baja competitividad en Bolivia es  sistémica y no solamente tiene que ver con el sector privado, sino que también involucra  el accionar público en materia de la eficiencia de las instituciones y de las normas   que, en muchos casos, obstaculizan o encarecen la producción y dificultan la inversión, lo que  tiene un impacto muy fuerte sobre la exportación”, observó.
El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores (CAMEX), Guillermo Pou Munt, explicó que  la caída en las exportaciones se debe a la contracción de precios.
“Es sólo la continuación de una situación que ya vimos el año pasado y eso repercute en el valor exportado y en algunos casos también en el volumen”, dijo.
Según Pou Munt, otros factores que inciden en el descenso  de las exportaciones son algunas medidas adoptadas por el Gobierno, con el fin de proteger la producción nacional, como los controles de precios.
Algunas normas si bien funcionan bien en el corto plazo, no lo hacen en el mediano y largo, lo que se convierte en un lastre para las industrias.
“Tenemos medidas como el control de precios, que puede funcionar muy bien en el corto plazo, cuando los precios internacionales son altos, pero al variar el mercado y tener precios fijos termina por perjudicar a las industrias”, sostuvo.
Saldo comercial
En el primer semestre del año, la relación entre exportaciones e importaciones, conocida también como balanza comercial,  fue negativa, con un déficit de 618 millones de dólares, según datos publicados por el INE.
A junio, las exportaciones sumaron 3.383 millones de dólares, mientras que las importaciones llegaron a  4.002 millones de dólares.
El año pasado, en el mismo periodo, el saldo comercial fue positivo, con un superávit de 17,6 millones de dólares.
Las categorías en las que la diferencia negativa fue más importante fueron los  bienes de capital, con un déficit de  916 millones; los   equipos de transporte y sus piezas, con un saldo de 683 millones de dólares; y los artículos de consumo, en los cuales las importaciones fueron mayores a las exportaciones con una  brecha de  454 millones de dólares.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.