Levy fue secretario del Tesoro Nacional en el primer gobierno del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, y asumió el ministerio de Hacienda en el segundo mandato de la ex presidenta Dilma Rousseff, con la tarea de cambiar el rumbo de la política económica y equilibrar las cuentas públicas pero se quedó menos de un año en el cargo.

La fuente también dijo que es casi seguro que Iván Monteiro permanecerá en el timón de Petrobras.

“El equipo del Bolsonaro le gusta mucho los dos nombres y está prácticamente definido el mando de BNDES y Petrobras”, dijo la fuente.