Moro también estuvo a cargo del juicio contra Luiz Inácio Lula da Silva, a quien halló culpable de corrupción y condenó en primera instancia a nueve años, aunque esa pena fue luego aumentada por un tribunal superior a doce años, que el ex presidente cumple desde abril pasado.

El equipo económico tendrá como principal miembro, y con “carta blanca”, según ha dicho el propio Bolsonaro, al economista Paulo Guedes, alineado al ideario neoliberal de Milton Friedman y formado en la Escuela de Chicago.

Su ministerio englobará funciones hasta ahora divididas entre las carteras de Planificación e Industria y Comercio y su propuesta pasa por un ambicioso plan de privatizaciones, que incluirá hasta algunas áreas de Petrobras, intocables hasta ahora, descentralización y más ajustes fiscales.

Al frente de la cartera de Relaciones Exteriores estará Ernesto Araújo, un diplomático de carrera que alcanzó el grado de embajador este año pero que aún no ha ocupado ese cargo en ningún país.

Araújo estuvo a cargo desde 2016 del Departamento de Asuntos Interamericanos de la Cancillería, se dice admirador de Donald Trump, adversario del globalismo y el marxismo tanto ideológico como “cultural”, y ha anunciado que combatirá el “alarmismo climático”.

Más información