Buscador


Latinoamérica

Cartier se suma a otras marcas de lujo y abandona Argentina por las trabas a las importaciones

19-07-2012

Las restricciones a las importaciones que aplica el Gobierno no sólo afectan a la cadena productiva. El negocio del lujo también está sintiendo los efectos de esa medida y marcas emblemáticas están dejando el país. La última que decidió cerrar las puertas de su boutique sobre la avenida Alvear es Cartier, que había sido de las primeras en llegar al país con local propio. La compañía francesa, fabricante de relojes y joyas desde hace más de 100 años, bajará las persianas de su local porteño el 31 de octubre.

En la empresa no quisieron hacer comentarios, pero fuentes cercanas a la compañía aseguran que la decisión se debe alas restricciones a una fuerte caída de las ventas, las trabas a las importaciones y las exigencias que mantiene la AFIP (Hacienda argentina) sobre el comercio. En el caso de las joyerías de alta gama, los clientes que realizan compras anuales por más de 50.000 pesos deben presentar una declaración jurada ante el organismo recaudador. Y si gastan por encima de los 200.000 pesos, la documentación requerida es mucho más minuciosa. Sin embargo, “la estocada final” para quienes comercian este tipo de productos es –definitivamente– el freno al ingreso de la mercadería importada.

Por esta razón ya se fueron otras marcas de la avenida Alvear, como Ermenegildo Zegna y la alemana Escada, una de las pocas que se mantuvo durante el crack de 2001. También se retiraron el área de ropa interior de Calvin Klein e Yves Saint Laurent. Más información.

 

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.