Buscador


 

Cebrián sólo cede un puñado de sus acciones al pacto de sindicación de Prisa promovido por los Polanco

09-02-2012

La familia Polanco, que controla mediante diferentes alianzas el 42 % del capital de Prisa, el grupo de comunicación más relevante de España, comunicó ayer el resultado final del nuevo pacto parasocial , heredero del que mantiene desde hace 20 años, con accionistas relevantes y con su consejero delegado, Juan Luis Cebrián. Resulta especialmente destacable el hecho de que Juan Luis Cebrián aporte exclusivamente 215.247 acciones al pacto de sindicación, que limita sensiblemente la transmisión del capital hasta el 30 de septiembre de 2014, cuando en su poder declara tener 3,3 millones de acciones, por lo que queda libre de vender cuando quiera casi todo su patrimonio en el grupo. Bajo el mandato de Cebrián, Prisa se ha situado al borde de la quiebra y depende absolutamente de sus acreedores, con lo que eso supone de limitación a la libertad de expresión de sus medios, algunos de gran influencia, como El País y la Cadena Ser.

Cebrián, como miembro del sindicato de accionistas, podía haber afectado a este plan no sólo las acciones integradas en el anterior pacto, sino también todas aquellas obtenidas mediante compras, que no es su caso, o como retribución por su trabajo en la compañía. El consejero delegado de Prisa fue premiado con el 1% del capital de la compañía  en el año 2000 justo antes de que ésta saliera a Bolsa a un precio de 24 euros. Una penosa gestión ha llevado la cotización a 80 céntimos. A pesar de ello, el pasado año recibió otro premio, dividido en dos lotes, de más de 2 millones de títulos, siempre con el apoyo del marqués de Marañón, consejero “independiente” del grupo durante 18 años. Las prácticas de gobierno corporativo en Prisa son lamentables, tal como ha informado en otras ocasiones La Celosía.

En suma, Cebrián ha conseguido 3,7 millones de acciones de premio, y declara oficialmente 3,3 millones, lo que supone que ha vendido más de las que ha comprado. Otro de los accionistas que ha decidido aportar menos de lo que tiene al pacto de sindicación es la sociedad Eviend, con domicilio en Luxemburgo, pero controlada en un 90% por Milo Business, con domicilio en las islas Vírgenes, según ha podido saber La Celosía. Siempre se había pensado que esta sociedad era de uno de los fundadores de Prisa, Diego Hidalgo, porque así lo declaró en el año 2005, pero hete aquí que Diego Hidalgo acaba de declarar en la CNMV que solamente controla 24.844 títulos. El hecho es que esta sociedad accionista con propietario en un paraíso fiscal ha decidido incluir en el nuevo pacto 7,7 millones de acciones, dejando sin ataduras 2,2 millones.  Seguiremos informando.

Desde La Celosía recomendamos la lectura relacionada de:

Prisa cogida en renuncio por sus cuentas a requerimiento informativo de la CNMV

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.