Buscador


Latinoamérica

Centenares de papeletas con la imagen del comandante Daniel Ortega en los colegios

01-03-2016

La sirena del megáfono pone en alerta a los estudiantes del turno vespertino del colegio Maestro Gabriel de Managua. Guardan la compostura y luego salen en fila hacia el patio polvoso. Practican un simulacro ante la actividad sísmica registrada en los últimos meses. Es una orientación del gobierno del comandante Daniel Ortega cuya autoridad se siente cercana en estas aulas de clases: centenares de papeletas con su figura proliferan en pilares, puertas, paredes y armarios.

El lema partidario “Vamos Adelante” acompaña la pancarta que exhibe con la mano en alto al mandatario sandinista. La pintura azul y blanco del edificio se distingue apenas por los espacios que deja este tapiz rosado chicha. Algunos estudiantes dicen sobre la propaganda partidaria del FSLN, con timidez, “está bueno”. Otros disimulan el silencio con una risita.

El director del colegio Maestro Gabriel, Francisco Ávalos, considera que las papeletas partidarias en las aulas son el reconocimiento de la comunidad educativa “a la preocupación” del gobernante por la “educación gratuita y de calidad”. En la oficina del director hay un afiche de Sandino, una pegatina que insta a votar en la casilla dos, otros símbolos del Frente Sandinista y la omnipresente efigie del Comandante Ortega. Ávalos defiende el ornamento partidario con vehemencia pese a que existe un Decreto vigente, dictado el 20 de julio de 1979, que prohíbe “colocar en lugares públicos fotografías de funcionarios al servicio de la Patria”.

El Decreto fue dictado un día después de la caída de la dinastía somocista. La Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional (de la que formaba parte el comandante Ortega) tuvo como prioridad acabar con el culto a la personalidad de los Somoza. Por eso emitió este “Decreto No 2 – prohibición de Monumentos, nombres, fotografías, afiches, etc.”.

“Inmediatamente la Revolución prohíbe que se utilicen los símbolos somocistas e incluye un inciso, el D, que dice que se prohíbe colocar en lugares públicos fotografías de funcionarios al servicio de la patria. Lo mismo que designar con sus nombres obras al servicio del pueblo”, recuerda Carlos Tünnerman, Ministro de Educación durante los años de 1979 a1984. “El espíritu de la Revolución era dejar de una vez y para siempre de lado el culto a la personalidad, y por eso prohibía fotografías de los servidores públicos”.

Confidencial recorrió varios colegios de Managua. Ingresamos a los centros educativos que nos permitieron el pase: ‘Cervantes’, ‘Fernando Gordillo’ y ‘Benjamín Zeledón’. Encontramos afiches del comandante Ortega y la primera dama Rosario Murillo que datan desde 2013. En el Maestro Gabriel fue donde había más abundancia de retratos.

“Es respeto porque es tu Presidente, el mío y el de ellos (alumnos). Nosotros lo que hacemos es elevar o mostrar la imagen de nuestro Presidente y de esa manera demostrar nuestra fidelidad a él”, justificó Juan Ramón Meza Mantilla, profesor de Educación Física del colegio Maestro Gabriel, quien codirigía el simulacro.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.