Buscador


 

Chile reanuda la campaña para la reforma de la Constitución entre ataques mapuches, una huelga de camioneros y la sombra de Bachelet

30-08-2020

El dilema es “apruebo” o “rechazo”. Una especie de “pollo” o “pasta” de un vuelo de 14 millones de chilenos en busca de un país que finalmente se desprenda del lastre de la dictadura pinochetista (1973-1990) y se convierta en uno más justo, con prosperidad para todos. Esta semana se reanudó el proceso para llegar al plebiscito del 25 de octubre que determinará si se aprueba o rechaza adoptar una nueva Constitución que reemplace a la impuesta por los militares en 1990. El coronavirus obligó a suspender la votación que estaba prevista para finales de abril. Después de más de 400.000 casos de Covid y 11.000 muertes, los partidarios de una y otra opción volvieron a la campaña. Una situación que retrotrae al país a octubre de 1988 cuando el general Pinochet llamó a un referéndum para quedarse en el poder por otros nueve años. El “No” ganó por casi el 56% de los votos contra el 44% de los que apoyaban la continuidad de la dictadura y se abrió el proceso para llegar a la democracia. Un dilema que se repite 32 años más tarde con casi los mismos factores en juego.

Las restricciones de la pandemia opacaron una campaña que se refugió en los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales. Apenas un grupo de personas de “Apruebo Chile Digno”, formado por los partidos Comunista, Progresista y Verde Social, se animaron a un banderazo en la Plaza Baquedano, el epicentro de las protestas que se iniciaron en octubre del año pasado y cuya principal reivindicación fue la adopción de una nueva Constitución. Otros, se juntaron en la Plaza Ñuñoa del tradicional barrio de clase media santiaguino. De Las Condes para arriba, en los barrios exclusivos de los cerros donde se concentran los votantes del rechazo, sólo hubo silencio. Allí se expresan por otros medios más sutiles.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.