Buscador


Opinión

Crónica de una historia surrealista

05-07-2012

Una amnistía fiscal siempre es una medida impopular, y la española no es una excepción: según las encuestas, la inmensa mayoría de los españoles la rechazan. Una medida de este tipo sólo tiene dos justificaciones: atraer capitales de vuelta al país donde se generaron y la pura recaudación.

Como se ha optado por no incumplir los principios del derecho comunitario, que imponen la libre circulación de capitales, la “regularización fiscal” española no impone el regreso de los capitales. En estas condiciones, la única justificación es la pura recaudación directa, estimada en 2.500 millones. Artículo completo.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.