Buscador


 

Deoleo rebaja 20 millones el valor de sus marcas Carbonell, Koipe y Koipesol

29-03-2012

El grupo aceitero Deoleo, al que la gestión fraudulenta de los hermanos Salazar dejó al borde de la quiebra cuando se llamaba SOS, ha comenzado a rebajar el valor al que tiene contabilizadas sus marcas, que suma la impresionante cifra de 840 millones, la cual supera a los 812 millones de patrimonio neto.Esta cantidad está repartida entre las españolas Carbonell, Koipe y Koipesol, y las italianas Bertolli, Friol, Sasso y Carapelli, principalmente.

El incremento del consumo de la marca blanca de las cadenas de distribución obliga a pensar en la valoración de estos activos intangibles, que están considerados como de vida útil indefinida y por consiguiente no se amortizan. El nuevo equipo de gestión de la compañía, implantado por Ebro tras adquirir el negocio del arroz SOS, decidió imputar con cargo al ejercicio pasado una pérdida de 20 millones de euros por el “deterioro” del valor de las marcas españolas, en torno al 8%. Esta cantidad, que no es baladí ya que es la misma del beneficio neto del grupo, no impide que  Carbonell, Koipe y Koipesol sigan valiendo todavía en libros más de 260 millones.

Otros 18 millones de pérdidas se contabilizaron por el fondo de comercio del negocio italiano Bertolli, comprado muy caro en los años previos a la crisis, y que ahora se sitúa en poco más de 100 millones de euros. De este negocio italiano todavía faltan por amortizar 72 millones de euros del valor imputado a la lista de clientes, con una vida estimada de 20 años. La compañía asegura que estos ajustes de las valoraciones de las marcas son suficientes, y como señal se puede indicar el gasto en publicidad, que cayó casi un 20% el pasado año, hasta 12,3 millones.

Deoleo ha concluido la fase de saneamientos y ahora pretende centrarse exclusivamente en la generación de valor de sus marcas bajo la nueva presidencia de Óscar Fanjul, y la dirección del consejero delegado, Jaime Carbó. La compañía tiene contabilizada una deuda de los hermanos Salazar (Jesús y Jaime), anteriores gestores acusados de apropiación indebida y estafa, de 236 millones de euros, toda ella provisionada en el balance, por lo que cualquier cantidad que pueda recuperarse en los juzgados sería beneficio. Han pasado casi tres años desde que la sociedad interpuso la primera querella contra los anteriores gestores, pero según se iban descubriendo nuevos agujeros, se han hecho ampliaciones de aquella.

Deoleo se enfrenta a una grave crisis de reputación de sus marcas de aceite más valiosas

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.