Buscador


Desvelada la red de sobornos de FCC en Panamá para conseguir las líneas de metro

27-12-2017

‘André Rabello ha tenido controlados y sobornados a todos los gobiernos de Panamá, hasta el actual’. Es una de las respuestas de Rodrigo Durán Tacla que aparecen en la diligencia judicial que efectuó la Fiscalía ecuatoriana al operador financiero y abogado externo de Odebrecht.

En dos de sus declaraciones, a las que tuvo acceso La Estrella de Panamá , instruidas en diciembre de 2016 y febrero 2017, el jurista desenmascara la forma en que FCC —la empresa española que participó en sociedad con Odebrecht en la construcción de las líneas 1 y 2 del Metro— distribuía las coimas que debían dar a la familia Martinelli, por la adjudicación de las obras.

Menciona a la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada de Madrid la manera en que la constructora buscó borrar el rastro de las transferencias efectuadas a Personas Políticamente Expuestas (PEP) a través de Banca Privada Andorra y otros bancos. Aunado a esto, cuenta el ingenio que debían implementar los directivos de la compañía brasileña para evitar levantar sospechas de las autoridades al ordenar los pagos de coimas. Era en ese momento que intervenían las mentes de los directivos de la Oficina de Operaciones Estructuradas para armar los complejos esquemas por los que transitaba el dinero para evitar dejar rastro de quién lo pagó y a quién llegó la plata.

‘André Rabello era el máximo representante de Odebrecht en Panamá, era como el Marcelo Odebrecht de Panamá. Y quien tiene conocimiento directo de cómo se hicieron los sobornos es Luiz Eduardo Rocha, que además era el que daba instrucciones de cómo hacer y mover dinero’, explicó Durán Tacla. Casualmente, Rocha y Fernando Migliaccio, otro de los cerebros de la Oficina de Operaciones Estructuradas, fueron quienes contactaron a Durán Tacla en 2011 para que trabajara para ellos.

Cuando la constructora empezó a tener problemas con los bancos para mover los dineros de las cuentas en paraísos fiscales, los directivos optaron por utilizar empresas españolas. De esta forma, las transacciones aparentaban ser parte de los negocios entre ambas empresas, tomado en cuenta que realizaban proyectos en conjunto en algunos países.

No obstante, las cuentas en paraísos fiscales y las que estaban fuera del consorcio se usaban para pagar sobornos a los conocidos como PEP. Este método, según Durán Tacla, dificultaba la identidad del pagador del soborno y del PEP.

En España, en una reunión que se concretó en 2014, los directivos de Odebrecht hablaron del pago de la coima a Ricardo Martinelli. ‘Dijeron que tenían que compensar el pago de la coima con FCC’, narró el jurista.

En esa reunión estaba presente Rabello y también se habló de otra empresa española llamada Goya Capital, S.A. Durán Tacla dijo que se encargó de verificar que la empresa fuera adecuada para pagar las coimas a Martinelli. Pero detectó que no era un buen movimiento porque según Durán Tacla, ‘dicha compañía estaba vinculada al Ministro de Salud de Panamá y por eso no le aconsejó’. Finalmente no supo si se hizo algo con esa empresa.

Según el declarante español, la constructora pagó coimas a PEP de Panamá dentro del consorcio y luego compensaba con FCC. Un caso en particular que recuerda Durán Tacla es el de Roberto Roy, encargado del proyecto del Metro durante la administración Martinelli y que continuó en el cargo cuando Juan Carlos Varela tomó el poder en 2014.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.