Buscador


Latinoamérica

El 59% de la población de México es de clase baja

12-06-2013

A través de una investigación iniciada hace dos años para contabilizar a la “clase media” del país, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) encontró que esta capa de la población está constituida por 12.3 millones de hogares, 42.4 por ciento de los existentes en el país, los cuales están integrados por 44 millones de personas que representan 39.2 por ciento de la población nacional.

Elaborada con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares correspondiente a los años de 2000 y 2010, la investigación clasifica en tres “clases” la estructura social mexicana y de paso exhibe su profunda inequidad.

Así, la estructura social está conformada por una “clase alta”, constituida por alrededor de un millón 350 mil habitantes, quienes representan 1.7 por ciento de la población nacional; “la clase media” constituida por unos 44 millones de habitantes, y la “clase baja”, de la que forma parte 59.1 por ciento de la población, es decir, más de 66 millones 300 personas al término de la primera década del siglo veintiuno.

Los resultados del estudio, que aporta nuevos elementos al análisis de la sociedad, indican que por cada persona de “clase alta” que vive en México hay 49 de “clase baja” en los dos extremos de la estructura social mexicana.

Establece también diferencias conceptuales entre pobreza y “clase baja”. La primera, define, “más que constituir una clase social en sí misma, es una condición que puede presentarse con mayor probabilidad para la clase baja”, pero no son lo misma.

La “clase baja”, precisa, es un “segmento heterogéneo pero estable estadísticamente hablando, en el que se presentan distintas situaciones de previsión frente a la adversidad, de cercanía a los mecanismos de protección del Estado y de pertenencia a redes de solidaridad grupal”.

 

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.