Buscador


Latinoamérica

El Banco Mundial examina el impacto en Nicaragua de los programas sociales en la reducción de la pobreza

18-09-2014

Nicaragua necesita acelerar la reducción de la pobreza con tasas de crecimiento económico mayores del 6%, enfocando el esfuerzo nacional en la calidad de la educación y la productividad, dice el nuevo representante del Banco Mundial en Nicaragua, Luis Constantino, un economista portugués con más de 23 anos de experiencia en esa institución multilateral. Constantino tiene solo mes y medio en el cargo pero trabajó en Nicaragua en el programa de ordenamiento de la propiedad del Banco Mundial durante la transición democrática en los años noventa, que le sirve de referencia sobre los avances y cambios en el país. Le sorprendió por ejemplo “que hace 21 años cuando estaba acá se hablaba de una carretera a Bluefields, pero hasta ahora se está haciendo esa carretera”

Constantino elogia la capacidad del gobierno para ejecutar la cartera de proyectos del Banco Mundial y resalta especialmente los programas de adoquinamiento de caminos que promueven el empleo local, pero expone su preocupación por el atraso que podría enfrentar un proyecto para llevar las telecomunicaciones a zonas rurales de la RAAN y la RAAS, que Telcor licitó a través de las empresas Claro y Xinwei. “Viene una misión del Banco la próxima semana a evaluar la situación”, adelantó.

En una amplia entrevista con el programa televisivo Esta Noche, el experto en economía de recursos naturales, destacó que la meta del Banco Mundial es erradicar la pobreza en el 2030, como parte de un esfuerzo de promover la “prosperidad compartida”, que implica apoyar políticas para reducir la desigualdad y promover la equidad en los países.

El Banco Mundial ha acompañado el esfuerzo de Nicaragua en las últimas dos décadas y media para la reducción de la pobreza. ¿Cómo valoran los resultados que se han obtenido en la diminución de la pobreza extrema y la pobreza en general?

Hay logros de que el país debe sentirse orgulloso. La pobreza bajo de 48% a 42%. La pobreza extrema también bajó, pero hay que reconocer que continúa habiendo un gran número de pobres. El trabajo no está terminado.  Incluso yo pienso que se debería acelerar el trabajo de reducción de la  pobreza. Yo trabajé aquí en los años 90. Conocí a su madre (la presidenta Violeta Barrios de Chamorro), por quien tengo el mayor respeto. En ese momento había otras prioridades. La pobreza era importante pero había que reconstruir el país, establecer la seguridad, Nicaragua atravesó un período difícil de gestión macroeconómica, desastres naturales. Las cifras actuales reflejan una disminución de la pobreza.

Pero en el campo todavía predomina un porcentaje como del 60% de pobreza general

Si, así es. Como en casi todos los países del mundo, la pobreza es casi un fenómeno rural. No es un fenómeno urbano, a pesar de que hay muchos pobres también en las regiones urbanas. El Banco Mundial tiene ahora dos objetivos principales: combatir y erradicar la pobreza en el año 2030, pero también (promover) la prosperidad compartida para reducir la desigualdad en los países, y eso nos obliga a tener mucho más atención a las áreas donde están concentradas las personas menos favorecidas. Aunque no sean pobres, la clase media más baja, que puede ser muy vulnerable a choques económicos.

 Las prioridades del BM en Nicaragua

*Mejorar la infraestructura rural, la calidad de la educación y elevar la productividad

Cuando se analizan las causas que explican la reducción de la pobreza en Nicaragua, algunos factores están asociadas al crecimiento económico, pero otros se vinculan directamente a los precios de las exportaciones de productos agrícolas en el campo, o a la incidencia que tiene la alta recepción de remesas entre la población

Así es. Yo pienso que para el tipo de crecimiento económico que tengamos en Nicaragua va a determinar el impacto que va a tener en la reducción de la pobreza. Siempre hay una demanda externa. Si aumentan mucho las exportaciones siempre va a tener un impacto, pero yo pienso que es muy importante enfocar en los servicios sociales, principalmente la educación, que es uno de los instrumentos más igualitarios que existe si está bien hecha, si tiene calidad y si crea oportunidades.

Nos parece también que gran parte del crecimiento tiene que ser a través de los ahorros de los nicaragüenses y en el aumento de productividad. Y ahí pienso que hay bastante que hacer. A pesar de que el clima de negocios ha mejorado, aún hay otras cosas que se pueden hacer para bajar los costos que las empresas privadas tienen. Mejorar la logística. Aún hay lugares muy aislados en Nicaragua. Se tiene que conectar el país, con carreteras, con internet, con telecomunicaciones. Los costos de exportar son muy altos. La otra cosa que me parece es que hay que darle mucha importancia a la agricultura. Está muy lejos de realizar ese potencial.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.