Buscador


Latinoamérica

El canciller Maduro se afianza como eventual sucesor de Chávez

17-05-2012

Después de casi un año de someterse a un tratamiento contra el cáncer, que ha obligado a Hugo Chávez a alejarse de los focos, un exconductor de autobuses con un bigote oscuro y una sonrisa amistosa habla cada vez más en nombre del presidente venezolano y aumentan las conjeturas de que podría ser su sucesor. En las últimas semanas, el canciller -ministro de Relaciones Exteriores- Nicolás Maduro ha encabezado conferencias de prensa, promovido una nueva ley laboral y criticado con gusto al Gobierno de Estados Unidos. Incluso se sumó a una multitud de partidarios vistiendo ropa con el amarillo, azul y rojo de la bandera de Venezuela, justo como lo hace Chávez en ocasiones.

El protagonismo de Maduro alimenta las especulaciones de que podría ser el candidato a suceder al presidente, o al menos quien lo represente durante los extenuantes eventos de campaña, en caso de que Chávez no pueda postularse a las elecciones del 7 de octubre. Chávez ha construido su presidencia, que ya cumple 13 años, alrededor de su desbordante personalidad y no ha nombrado un sucesor. En lugar de eso, el presidente anunció el 11 de mayo -al retornar al país luego de culminar el tratamiento de radioterapia en La Habana- que se incorporará “progresivamente” a la “primera línea de batalla”, pero no dejó claro cuándo entrará en la campaña electoral que, aunque no ha comenzado formalmente, está en plena efervescencia.

Sin embargo, el papel de Maduro como portavoz del Gobierno ha tomado fuerza en el último mes, y sus apariciones al lado de Chávez han hecho pensar a muchos que recibió el visto bueno del mandatario. “El cuadro político mejor formado con el que cuenta Chávez para mí es Nicolás Maduro”, afirmó el periodista y ex diplomático Vladimir Villegas, quien dirige un programa de radio. Villegas dijo que Maduro parece eclipsar al vicepresidente Elías Jaua por su “gran conexión con los trabajadores”, el “perfil internacional” que ha alcanzado y su “cercanía con los cubanos”. De formación marxista-leninista, Maduro tuvo una espontánea medición de su popularidad durante la marcha que realizó el oficialismo el 1ro de mayo en la capital para conmemorar el Día del Trabajador. Abundaron los aplausos y vítores cuando llegó a la concentración junto con su pareja Cilia Flores, quien es la procuradora general y una importante dirigente oficialista, y el vicepresidente Jaua, uno de sus más estrechos aliados. El canciller Maduro se afianza como eventual sucesor de Chávez.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.