Buscador


Responsabilidad Social Empresarial

El directivo de Responsabilidad Social debe superar obstáculos en beneficio de su empresa

  • Se espera que sea capaz de objetivar los impactos de su acción en la cuenta de resultados, según el libro ‘Repensar la Responsabilidad Social. Una mirada desde los dirse’
  • El dirse, para llevar a efecto su cometido, necesita estar atento a los perfiles psicológicos de sus interlocutores

30-06-2016

La gestión del Directivo de Responsabilidad Social (dirse) debe orientarse a una labor de coordinación, no siempre bien entendida ni aceptada, con cada uno de los diferentes departamentos y áreas funcionales organizativas. Esta coordinación se topa con un doble frente de dificultades. Unas emergen desde dentro de la propia empresa; otras, vienen dadas desde el exterior. Y todo ello hace que, no sin cierta frecuencia, el dirse sea percibido como quien encarna una tarea que “molesta”, se afirma en el libro Repensar la Responsabilidad Social. Una mirada desde los dirse’, con prefacio de Juan José Almagro, presidente de la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social, que recoge el trabajo de José Luis Fernández Fernández, Juan Benavides Delgado, Roberto García Polo y Fernando Sánchez-Mora Moreno de la Universidad Pontificia de Comillas.

Este papel de coordinación no es fácil y, además, genera mucha controversia; y ello explica todo un conjunto de barreras que la actividad del dirse se ve en la tesitura de tener que tratar de superar… (página 41). A veces, incluso, sobre la marcha. “Dichas barreras o, si se prefiere, dificultades (ver Esquema 5), como decíamos, se sitúan tanto en el interior de la compañía, cuanto en el propio universo social donde diferentes grupos de interés intervienen de forma directa: clientes, inversores, medios de comunicación, etc. Tales circunstancias obligan a que el dirse, para llevar a efecto su cometido, necesite estar atento, incluso, a los perfiles psicológicos de sus interlocutores directos”, según recoge el capítulo II.

El libro subraya como durante su labor, el dirse es una figura con perfiles muy particulares y determinantes a la hora de relacionarse con personas e incluso con contenidos de muy diversa naturaleza. Así, por ejemplo, se le ve relacionado con problemas de índole social, no siempre percibidos como nucleares -no lo son, de hecho- al negocio; suele verse en la necesidad de tener que establecer y mantener una interlocución fluida con representantes del llamado tercer sector, así como con los medios de comunicación. Por lo demás, se espera de él que sea capaz de identificar, determinar y objetivar los impactos de su acción en la cuenta de resultados y en el retorno que la compañía recibe a partir de su gestión.

Como entiende la Comisión Europea la RSE

El término dirse, acuñado por la asociación profesional del mismo nombre, representa a aquellas personas que desempeñan la función de dirección de Responsabilidad Social, Responsabilidad Corporativa o Sostenibilidad en una organización de cualquier naturaleza, según recoge el libro en su primer capitulo.

La Comisión Europea dice que la RSE es “la responsabilidad de las empresas por su impacto en la sociedad” y añade que “el respeto de la legislación aplicable y de los convenios colectivos entre los interlocutores sociales es un requisito previo al cumplimiento de dicha responsabilidad. Para asumir plenamente su Responsabilidad Social, las empresas deben aplicar, en estrecha colaboración con las partes interesadas, un proceso destinado a integrar las preocupaciones sociales, medioambientales y éticas, el respeto de los derechos humanos y las preocupaciones de los consumidores en sus operaciones empresariales y su estrategia básica, a fin de maximizar la creación de valor compartido para sus propietarios/accionistas y para las demás partes interesadas y la sociedad en sentido amplio; y de identificar, prevenir y atenuar sus posibles consecuencias adversas.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.