Buscador


El envío de remesas de los emigrantes a Latinoamérica se estanca

11-06-2014

El informe del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), organismo dependiente del Banco Interamericano de Desarrollo, reveló que los emigrantes latinoamericanos enviaron en 2013 a sus países de origen remesas por un valor total de 61.300 millones de dólares, casi la misma cifra que el año anterior. Aunque todavía lejos del récord histórico de u$s64.000 millones del año 2008.

Si bien el número global se ha mantendo, los números son negativos en México y Sudamérica. Los expertos del FOMIN consideran que “la reducción en la migración mexicana hacia los Estados Unidos se vio reflejada en la caída de remesas hacia ese país”, que fue de 21.600 millones de dólares, contra 22.400 del año anterior.

Además creen que la baja en Sudamérica, especialmente en los países andinos, fue provocada por el altísimo desempleo en España, en particular en los sectores de construcción y servicios, que constituyen fuentes de trabajo importantes para los migrantes de la región”.

Si se las compara con la época de la crisis financiera (2008-2009), la cantidad de efectivo recibido en el extremo sur del continente americano mostró una lenta recuperación durante el año pasado, llegando a un total de 16.279 millones de dólares, contra 16.527 millones de 2012.

El BID destacó que todavía no se han alcanzado los niveles previos a la crisis financiera. Coincidiendo con la crisis se registró una fuerte caída de las remesas en 2009 de más del 10%, que fue seguida por un modesto incremento de 6% en 2011, ingresos que más adelante se estacaron a nivel regional, recuerda el informe.

 

La contracara

Al contrario de lo ocurrido en México y América del Sur, el envío de remesas hacia Centroamérica y el Caribe creció en 2013. “La recuperación de la demanda laboral en Estados Unidos y en los salarios promedio de trabajadores de América Latina y el Caribe influyeron en el crecimiento de remesas hacia Centroamérica y el Caribe”, asegura el informe del FOMIN.

Los especialistas calculan que en 2014 las remesas a la región podrían aumentar entre el cinco y siete por ciento. Antes de la crisis, las remesas destinadas a la región tenían un crecimiento anual promedio del 17 por ciento.”Los flujos de remesas a América Latina y el Caribe continúan siendo una importante fuente de ingresos paramillones de familias”, dijo la gerente general del FOMIN, Nancy Lee, a través de un comunicado.

Estados Unidos representa la fuente de unas tres cuartas partes de las remesas a la región, seguido de España.México sigue siendo el principal receptor de ese dinero en Latinoamérica y el Caribe con u$s21.600 millones, seguido por Guatemala con 5.100 millones en el segundo puesto y Colombia con 4.100 millones en el tercero.

En cuarto lugar se ubica El Salvador con 4.000 millones de dólares y República Dominicana en quinto con 3.300 millones, precisa el informe del BID.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.