Buscador


Opinión

El escriba responsable

08-09-2012

Poco tardó el ministro del Interior, preguntado por el presunto error de la policía científica en el caso de los niños de Córdoba, en recurrir al refranero para disculpar al servicio implicado: «El mejor escriba hace un borrón». Corregida días después por la destitución de una forense, no dejaba de sorprender tanta premura exculpatoria. «Se trata de aclarar los hechos, no de depurar responsabilidades», dijo Jorge Fernández . Y uno se pregunta: ¿y por qué no?; ¿acaso no debiera tratarse, justamente, de ambas cosas? Daba la impresión de que, para el ministro, una vez dilucidado lo que ocurrió, lo de exigir responsabilidades se le antojaba como ceder a una exagerada pulsión vindicativa. El episodio permite una reflexión más de fondo: ¿son suficientes la buena intención y la observancia del procedimiento para olvidar el alcance de la responsabilidad en la producción de un resultado inaceptable? Una respuesta afirmativa entroncaría con una cultura de la transigencia que en nada favorece la rendición de cuentas de quienes realizan tareas de carácter público. Artículo completo.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.