Buscador

El ex ministro Acebes vigila ahora las cuentas de Iberdrola tras “tragarse” los 13.000 millones de la quiebra de la matriz de Bankia

28-06-2012

Increíble, pero cierto. El gobierno corporativo que rige en España es digno de Celtiberia. El caso más delirante es el de Ángel Acebes. Este ex ministro de Justicia e Interior en gobiernos populares de José María Aznar, protagonista del bochornoso comportamiento informativo del trágico acto terrorista del 11-M, fue rehabilitado con carácter público por Rodrigo Rato, quien le nombró entre otros cargos, Presidente del Comité de Auditoría del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia.

Su paso por este puesto no ha podido ser más catastrófico y presumiblemente negligente, ya que como presidente del comité de auditoría, que debe velar por la veracidad de las cuentas que se hacen públicas, no tuvo empacho en presentar el 30 de abril de este año, un resultado positivo de BFA, de 40 millones de euros, reformulándose las mismas un mes después, ya con la llegada a la presidencia de José Ignacio Goirigolzarri, para dar unas pérdidas de 3.300 millones. El miércoles se supo que BFA, el banco fruto de la unión de siete cajas de ahorros, entre ellas Caja Madrid, cuenta con un agujero sideral de 13.635 millones de euros de patrimonio negativo.

Pues bien, por increíble que parezca, la junta de accionistas de Iberdrola aprobó hace una semana, el nombramiento de Ángel Acebes como “otro consejero externo (ni dominical ni independiente)” para ocupar una de las tres plazas que conforman el comité de Auditoría y Supervisión de Riesgo. La junta ratificaba, con el 80% del voto representado, un nombramiento decidido el 24 de abril por el consejo. En esta fecha se desconocía que BFA estuviera quebrado y que Acebes ratificaría unas cuentas con beneficios.

Acebes tendrá que dar explicaciones en tribunales y en la comisión de investigación, si es que se abre en algún momento, de las razones por las que no supo ver semejante agujero o del engaño al que fue sometido. Al respecto hay que señalar que el nuevo equipo de BFA ya se procuró de darles coartada a los salientes, asegurando en un hecho relevante que “en relación a las cuentas reformuladas se hace constar que las modificaciones en ellas contenidas son resultado de circunstancias sobrevenidas e información obtenida con posterioridad al cierre del ejercicio”. O sea que, aparentemente, no hay que buscar responsabilidades, por haberse debido la ruina de la entidad a quizás un accidente.

Sea como fuere, no parece ser Acebes, con su historial, el más propicio para vigilar las cuentas de Iberdrola, junto a otros dos consejeros calificados demasiado alegremente de independientes, Sebastián Battaner y Julio de Miguel. Battaner presidió Caja Duero, luego accionista de Iberdrola, y Julio de Miguel, presidió también una caja, Bancaja, con posterioridad accionista así mismo de la compañía.

La compañía Iberdrola ha presentado a Acebes, un licenciado en Derecho de formación, como capacitado para integrar el Comité de Auditoría por la siguiente razón: “Su experiencia profesional en entidades financieras como BFA, donde ha desempeñado el cargo de Presidente de la Comisión de Auditoría, le sitúa en una posición idónea para el ejercicio de sus funciones como miembro de la Comisión de Auditoría y Supervisión del Riesgo de Iberdrola”.  Ángel Acebes unió fuerzas a comienzos de este año con otro ex ministro de un gobierno Aznar, José María Michavila, uno de los grandes lobistas del país, para constituir el bufete MA Abogados.

El deterioro contable de una central de carbón cuestiona el balance de Iberdrola

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.