Buscador


Latinoamérica

El FMI pronostica incertidumbre en Nicaragua por ‘factores externos’

27-07-2016

Después de 22 años de operaciones en Nicaragua, el  Fondo Monetario Internacional (FMI) cerrará su oficina la próxima semana. La buena noticia para el país es que desde hace tres años ya no se requiere un programa de estabilización económica con el FMI, y que a partir de ahora —el “doctor”, como le llamó una vez un asesor presidencial — le brindará asistencia técnica al “paciente” desde Washington, como ocurre con la mayoría de países latinoamericanos.

En efecto, el Fondo sigue monitoreando de cerca la economía nacional y el último informe de su directorio publicado en enero de ese año contiene las recomendaciones de su staff sobre los desafíos que enfrenta la economía nacional en los próximos años.

El Fondo recomienda al gobierno prepararse para esas eventualidades, y sobre todo “ahorrar, reducir las exoneraciones fiscales, focalizar el gasto del subsidio eléctrico”, atender el grave déficit de las finanzas del INSS y enfrentar los grandes desafíos de productividad y competitividad.

Todas estas son tareas difíciles pero ineludibles, que requieren encarar complejos dilemas políticos en el ¨mediano plazo¨, coincidiendo con lo que será la mitad del tercer período consecutivo de gobierno del comandante Daniel Ortega, quien tiene despejado el camino a una reelección, pero sin observación electoral, sin competencia opositora, y sin legitimidad.

Al término de su misión, después de haber trabajado tres años y cuatro meses en la oficina del Fondo ubicada en las instalaciones del Banco Central, el Dr. Zalduendo respondió a las preguntas de Confidencial y Esta Semana, sobre el panorama económico del país.

Las proyecciones del FMI sobre la economía nicaragüense indican que mantendrá un crecimiento en torno al 4% en los próximos cinco años, pero al mismo tiempo hablan de factores de riesgo a mediano plazo. ¿Cuáles son las principales tensiones y los riesgos que demandan mayor atención?

La economía nicaragüense ha tenido un crecimiento relativamente alto, en comparación a los demás países de la región los últimos cinco años, promediando un poco más del 5% cada año.  La inflación se ha mantenido estable, y en gran medida eso ha sido resultado de factores externos que han sido benévolos.

Más información 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.