Buscador


Latinoamérica

El Gobierno de Bachelet pretende que las empresas financien la visita del Papa

21-08-2017

En junio de 1967 The Beatles lanzaron una canción que se tituló “With a little help from my friends”, en la que Ringo Starr cantaba que todo era posible con una pequeña ayuda de los amigos. Cincuenta años después, La Moneda, la Conferencia Episcopal y los grandes empresarios son los amigos que el Papa Francisco necesita para financiar su visita a Chile programada para enero próximo.

Hace algunas semanas el ministerio de Hacienda viene trabajando en una ley especial que permitirá que las donaciones realizadas por las empresas que contribuyan al financiamiento de la visita papal, estén sometidas a un régimen tributario distinto al que suele regir para las donaciones. La fórmula es que las corporaciones puedan, desde el punto de vista contable, registrar ese financiamiento como un gasto normal de sus operaciones. En otras palabras, no pagarán impuestos especiales por financiar la visita del jefe de Estado del Vaticano y líder mundial del catolicismo.

El equipo tributario bajo las órdenes del ministro Rodrigo Valdés está afinando en estos días los detalles técnicos de esta “ley corta”, que después será traspasada a la Secretaría General de la Presidencia, entidad encargada de su redacción final y de lograr su aprobación en el Congreso. Según fuentes consultadas por este medio, y que prefirieron hablar desde el anonimato, la Segpres ya ha sido notificada de que pronto recibirá el borrador de Hacienda.

“Los grandes grupos empresariales, estamos hablando de los Matte, Angelini, Luksic, además de la Conferencia Episcopal, están empujando a favor de esta legislación”, sostiene un funcionario del gobierno que está al tanto de este proceso.

De momento, esta iniciativa ha pasado inadvertida ante la opinión pública. Sin embargo, se trata de algo que ha contado con el respaldo pleno del palacio de gobierno, que dio luz verde a esta ley especial y ha instruido a los ministerios de poner en marcha esta legislación. “Se trata de un vehículo tributario del Estado para que los aportes de las empresas a la visita del Papa se hagan de la manera más transparente”, sostuvo Benito Baranda a Radio Universidad de Chile, el coordinador estatal del viaje pontificio, que fue designado por Bachelet a mediados de año.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.