Buscador


Latinoamérica

El juez estadounidense ordena que Argentina y los acreedores se reúnan hasta encontrar una solución

23-07-2014

El juez estadounidense a cargo de la causa por la reestructuración de la deuda de Argentina ordenó el martes al país y a los demandantes reunirse con el mediador hasta que solucionen el conflicto, mientras se le agota el tiempo a la tercera mayor economía de América Latina para evitar un default.

Varias de las partes en la larga batalla judicial se presentaron ante el juez de distrito estadounidense Thomas Griesa, que escuchó una serie de pedidos sobre cómo hacer cumplir su decisión de que Argentina pague 1.330 millones de dólares, más intereses, a los acreedores no reestructurados.

Argentina está siendo empujada a una nueva cesación de pagos por las decisiones de las cortes estadounidenses, que la obligan a negociar con los inversores que no quisieron reestructurar los bonos tras el incumplimiento de deuda por 100.000 millones de dólares en 2001-2002.

El país tiene hasta el 30 de julio para llegar a un acuerdo o se enfrentará a un segundo default.

Argentina ha argumentado que si el juez no congela su decisión para que pague a los bonistas no reestructurados no será posible un acuerdo. Buenos Aires ha dicho que si paga a los ‘holdouts’ abre la puerta a obligaciones adicionales que podrían costarle miles de millones de dólares.

No obstante, Griesa rechazó los argumentos argentinos.

“En mi visión, cada problema que ha mencionado es susceptible de ser atendido en un acuerdo”, dijo. “Si no habrá un default y eso es lo peor. ‎Es casi lo peor que puedo anticipar. No quiero que eso pase. Gente saldrá perjudicada con eso”.

Griesa ordenó a las partes que se reúnan el miércoles con el mediador Daniel Pollack a las 10 de la mañana hora de Nueva York (1400 GMT) y que sigan reuniéndose “continuamente hasta que se alcance un acuerdo”.

Jonathan Blackman, uno de los abogados que representa a Argentina, dijo que incluso si hay una negociación continua “simplemente no se puede lograr (un acuerdo) para fines de mes”.

Argentina pidió a Griesa que suspenda la orden que requiere que pague tanto a los holdouts como a los acreedores reestructurados para que las conversaciones puedan seguir sin “una olla de presión artificial”.

Argentina no quiere pagar a los holdouts, que están encabezados por los fondos NML Capital de Elliott Management Ltd y Aurelius Capital Management. Argumenta que eso abriría la puerta a hasta 15.000 millones de dólares en reclamos de otros inversores y a más tensión financiera.

Buenos Aires dijo en la audiencia del martes que la negociación requiere “movimiento” de parte de los holdouts, quienes reclaman lo mismo de Argentina.

“El hecho cierto es que los líderes de Argentina no han tenido interés en negociar; no ahora y no durante los dos años y medio en que ha habido medidas cautelares”, dijo Aurelius en una declaración en la audiencia del martes.

“Ellos preferirían apostar el bienestar de la gente de Argentina que sentarse y llegar a un acuerdo”, añadió.

La batalla continúa, pese a que el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, ha llegado a acuerdos con otros acreedores en un intento por rehabilitar la reputación del país en los mercados de capitales.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.