Buscador


Latinoamérica

El Jurado Nacional de Elecciones de Perú postula tímidas reformas

27-02-2015

Aunque lo ideal sería replantear totalmente el sistema de representación política, las mínimas reformas que sugiere el Jurado Nacional de Elecciones son necesarias para detener el proceso de deslegitimación de la política peruana, sostiene Gonzalo Zegarra, director de Semana Económica. “Ninguna reforma es más importante en el Perú de hoy que la política”, escribió FOZ hace unos meses (SE 1434), tras asumir la presidencia de Transparencia, cuyo objetivo es mejorar la calidad de la democracia. Yo, que también soy miembro de esa asociación, he escrito también que es necesario rediseñar la forma como se determina a quién delegan los ciudadanos el poder, y cómo esos delegados hacen oír las voces que representan. Elección parlamentaria por distritos uninominales, voto voluntario, bicameralismo, perfeccionamiento de la revocación, consolidación de macrorregiones y macrodistritos, y consolidación de partidos institucionales son algunas de las cosas que se requieren.

Pero muchas de ellas exigen una reforma constitucional.  Aunque hacerlo –siguiendo los métodos previstos en la propia Carta– es la mejor manera de legitimarla y vacunarnos contra desvaríos como restituir la Constitución de 1979, quienes pueden son los que se benefician del statu quo: los políticos, y en particular los congresistas. Por ello no es muy realista que estas reformas ocurran pronto . Y, sin embargo,  la deslegitimación de nuestra política es acuciante. Hay que hacer algo: aunque no se puedan resolver todos los problemas tal vez sí se puedan atacar los más urgentes. En esa línea, Alfredo Torres propuso hace casi un año un pacto entre Nadine Heredia y Keiko Fujimori con una agenda mínima de reformas, que desgraciadamente no fue acogido.

Pero el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ha recogido la posta y promueve ahora reformas mínimas para que la próxima elección general no deteriore más aun la calidad de la representación política, algo que podría tener consecuencias institucionales impredecibles. Si esos cambios no se aprueban en la legislatura que está comenzando, ya no podrán ser aplicados  en el 2016. De ahí el apremio.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.