Buscador


El líder opositor de Perú no ve mucho recorrido a Kuczynski a pesar de salvar la moción en el Congreso

24-12-2017

El triunfo político del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, que se salvó de una destitución en el Congreso, probablemente no durará mucho tiempo, en medio de continuas investigaciones de corrupción y demandas opuestas de sus aliados, dijo el sábado un líder clave de la oposición.

José Chlimper, secretario general del grupo opositor Fuerza Popular, dijo el sábado que su partido eventualmente emergerá más fuerte de la crisis política de esta semana, a pesar de perder el control del Congreso de 130 miembros.

“Para nosotros tener 71 congresistas era un activo pero también era un pasivo, porque cualquier cosa que el Congreso hiciera, era nuestra culpa”, dijo Chlimper a Reuters en una entrevista telefónica.

Chlimper no quiso decir si esto podría colocar a Fuerza Popular en una mejor posición para ganar las elecciones generales de 2021, diciendo que estaba enfocado ahora en los problemas del país.

El partido, que surgió del movimiento populista del expresidente Alberto Fujimori, intentó destituir a Kuczynski de su cargo esta semana por vínculos que una vez negó tener con Odebrecht, que está en el centro de un escándalo de corrupción masivo.

Pero diez legisladores de Fuerza Popular rompieron filas para evitar que la moción de vacancia presidencial tenga éxito.

Chlimper calificó la deserción como una “traición” dolorosa, pero dijo que desde entonces el resto de los legisladores de Fuerza Popular han reafirmado su compromiso de permanecer en el partido y votar en bloque.

Kuczynski, por otro lado, podría ver evaporarse el esfuerzo de distintos partidos que lo defendieron esta semana, dijo Chlimper. “No veo como se pueda fortalecer”, dijo.

El mandatario sedujo a los legisladores rebeldes de Fuerza Popular con la promesa de liberar de la prisión al líder histórico de su movimiento, Fujimori, dijo Chlimper. El gobierno ha negado que un indulto para Fujimori sea parte de una negociación política.

La facción disidente fue dirigida por el hijo menor de Fujimori, Kenji, quien ha desafiado el liderazgo de su hermana Keiko y que podría recibir un impulso si el patriarca sale de prisión.

Al mismo tiempo, las investigaciones en curso en el Congreso y en las oficinas del fiscal general y de la Contraloría amenazan con implicar a Kuczynski en nuevas acusaciones de irregularidades relacionados a Odebrecht, agregó.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.