Buscador


Latinoamérica

El ministro de Hacienda de Chile, Alberto Arenas, reconoce un menor crecimiento de la economía

16-09-2014

Después de la aprobación de la reforma tributaria, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, logró por un día tener su agenda un poco más despejada, ya que de inmediato se fue con la Presidenta Michelle Bachelet a Uruguay y a partir de ayer lunes comenzaron las maratónicas jornadas de elaboración del Presupuesto 2015 y la preparación de su exposición sobre el estado de la Hacienda Pública, que se realizará los primeros días de octubre. De hecho, en esta entrevista con La Tercera describe, detalladamente, el marco económico dentro del cual se están elaborando ambas iniciativas y que ya ha sido comentado tanto con la Mandataria como con el comité político que se reúne todos los lunes, en La Moneda.

El 13 de julio, usted señaló que, “dentro de los ruidos que han afectado las expectativas, también está el debate de la reforma tributaria”, ¿con la reforma aprobada, ya no hay motivos para que las expectativas sigan a la baja?

Con la reforma aprobada el miércoles 10 de septiembre, por el Congreso Nacional, se cierra el debate tributario y los eventuales ruidos que éste pudo haber dejado.

¿Por qué?

Porque ahora tenemos reglas tributarias claras. Haber aprobado la reforma tributaria en poco más de cinco meses genera estabilidad y certidumbre para la toma de decisiones de los agentes económicos y los empresarios, lo que es una señal relevante en el actual contexto de economía desacelerada. Esta es una reforma tributaria que no es de todos los días -la última sustantiva fue hace 30 años- y la firma del protocolo de acuerdo en julio pasado le dio sustentabilidad a la aplicación de la reforma, más allá de esta administración; por tanto, creo que aquí ha habido un punto de inflexión en las expectativas con la aprobación del proyecto.

¿Tiene incorporado en su escenario de incertidumbre los hechos acontecidos esta semana, en materia de seguridad?

El gobierno ha sido enfático en señalar que no permitirá que hechos de violencia amenacen la normal convivencia del país. Chile es y seguirá siendo un país seguro para vivir, para invertir y para producir.

¿Estos actos de violencia no inciden en la estabilidad que requiere el país hoy?

Lamentablemente, en torno a estas fechas de septiembre solemos vivir manifestaciones de hechos que son absolutamente repudiables, pero eso no afecta la certeza interna y externa de que Chile es y seguirá siendo un país seguro.

¿Habrá un mayor énfasis presupuestario para todos los órganos que tienen que ver con seguridad?

A fines de mes conoceremos todas las materias relacionadas con el presupuesto, pero no le quepa duda que las áreas de seguridad estarán muy presentes. Por ejemplo, como parte de sus compromisos para los 100 primeros días, la Presidenta envió al Congreso los proyectos que aumentan la dotación del personal de Carabineros en 6.000 funcionarios y el de Investigaciones en 1.200 oficiales, respectivamente.

No más cambios estructurales

¿No habrá más cambios tributarios en lo que resta de este gobierno?

La Presidenta planteó un programa económico con una reforma estructural al sistema tributario y ya está hecha.

Insisto, ¿no habrá más cambios tributarios?

La reforma tributaria ya está hecha. Este es un objetivo alcanzado, ¿qué viene ahora? Implementarla con gradualidad. Es decir, los cambios estructurales al sistema tributario ya se hicieron.

¿Cuando usted afirma que aquí hay un punto de inflexión, significa que ya el sector privado no tiene razones para seguir con las expectativas a la baja?

Lo primero es que el cierre de este debate legislativo ayuda a fortalecer las expectativas para tener un mayor dinamismo en la economía. Lo segundo es que la reforma tributaria contempla instrumentos e incentivos para el ahorro y la inversión muy concretos para la micro, pequeña, mediana y gran empresa. Y tercero, este es un instante donde tenemos que generar un punto de inflexión en la inversión y, en especial, de la inversión privada, que es fuente y motor del crecimiento económico en Chile.

¿Persiguiendo ese objetivo el gobierno lanzó el plan de inversión hace una semana?

En esa dirección va este plan de inversión 2014, que no sólo coloca US$ 500 millones en inversión pública, también tiene un programa de concesiones y un mandato de trabajar en el Comité de Ministros del área económica para que los proyectos de inversión privada no queden entrampados en la burocracia del Estado.

¿Cuándo se dio cuenta de que la desaceleración venía más pronunciada de lo que habían calculado al inicio del gobierno?

Yo fui jefe de programa durante la campaña de la Presidenta Bachelet y ya en ese tiempo, 2013, fuimos muy criticados cuando comenzamos a advertir sobre la desaceleración. Es más, durante el debate que se dio a principios de octubre pasado, cuando se envió la Ley de Presupuestos 2014 con una tasa de crecimiento de 4,9%, también fuimos muy criticados cuando afirmamos que ese nivel estaba muy por arriba de lo que estábamos vislumbrando dentro del proceso de desaceleración que ya venía mostrando la economía.

¿Y cuándo se dio cuenta de que el frenazo de la actividad era mayor?

Con total transparencia, el diagnóstico que teníamos en mayo recién pasado, con la información al 30 de abril, era de una economía que estaba creciendo en torno a 3,2%. De hecho, con esos datos, el director de Presupuestos, Sergio Granados, concurrió a la comisión mixta y entregó su informe. Pero cuatro meses después, nuestras proyecciones están muy en línea con el Informe de Política Monetaria (Ipom) entregado por el Banco Central, la semana pasada.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.