Buscador


El pacto por la dignidad laboral en Bangladesh es firmado por 29 empresas europeas y solamente 2 estadounidenses

16-05-2013

La última tragedia laboral de Bangladesh, el hundimiento del complejo fabril de textiles Rana Plaza, que se ha saldado con 1.127 muertos y casi 2.000 heridos, ha resultado una prueba de esfuerzo para el ejercicio de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las grandes empresas del sector de distribución y venta de ropa, casi todas ellas multinacionales.

El resultado ha sido que las compañías europeas han mostrado una sensibilidad muy superior al drama laboral de ese país paria, convertido en la fábrica textil del mundo, que las multinacionales estadounidenses.

Ayer venció el plazo concedido por la alianza de las organizaciones internacionales que luchan por la mejora de las condiciones en el trabajo, salariales y de seguridad e higiene, en los países más pobres, para que las empresas clientes firmasen unos protocolos vinculantes que garanticen a los trabajadores, quienes cobran 40 dólares al mes de media, condiciones “humanas”.

IndustriAll Global Union y UniGlobal Union que encabezaron la alianza con muchas ONG, la Clean Clothes Campaign y el Workers Rights Consortium, publicaron ayer una lista de 31 empresas que se han adherido al pacto laboral. En ese apunte solamente hay dos estadounidenses, Abercrombie y el grupo PVH (Tommy Hilfiger, Calvin Klein y Arrow, entre sus marcas), siendo el resto europeas, más la canadiense Loblaws y la chino-alemana Esprit, que aunque nación en San Francisco, cerró todas las tiendas en Estados Unidos el año pasado.

Entre las europeas hay tres españolas, El Corte Inglés (que apoya publicitariamente a La Celosía), Inditex y Mango, una belga, Jbc, tres holandesas, C&A, G-Star,y WE Europe, una suiza, Switcher, una italiana, Benetton, una noruega, Helly Hansen,  una sueca, H&M, una finlandesa, Stockman, una francesa, Carrefour, una irlandesa, Primark, seis alemanas, Aldi, Lidl, KiK,Rewe ,Tchibo y Hess Natur. Las enseñas en mayor número son británicas, Tesco, Sainsbury’s, New Look, Marks&Spencer, Mothercare, N Brown y Next. El diario inglés The Guardian contabilizó también a John Lewis y el grupo Arcadia (con marcas como Topshop, Topman y Evans).

Contrasta la deserción estadounidense con la clasificación de importadores de Bangladesh, donde Estados Unidos ocupa el primer lugar con 4.530 millones de dólares, seguido de Alemania, con 3.400 millones, Reino Unido, que importa por valor de 2.130 millones y España, en cuarto lugar con 1.710 millones, según los últimos datos oficiales.

Una explicación es el rechazo de Walmart, la líder mundial, que ha preferido actuar individualmente, asegurando que el pacto firmado por las otras es “innecesario” para adquirir los objetivos de seguridad laboral y contra incendios , cuestionando además los “mecanismos de resolución de conflictos y la gobernanza”. Walmart aseguró el martes que inspeccionaría por cuenta propia el total de las 279 fábricas con las que trabaja en Bangladesh en seis meses y que publicará los resultados tras las inspecciones, lo que en su opinión mejora lo pactado.

Sin embargo, las organizaciones que han promovido el acuerdo internacional consideran que la postura de Walmart es la autorregulación, procedimiento que está fracasando sistemáticamente.

El hecho de que 33 empresas, hasta ahora, ya que se mantiene la puerta abierta para que otras se adhieran aunque no puedan participar en las operaciones de control y otras, se comprometan a cumplir con unas normas que les van a suponer unos costes, es un hito remarcable del sindicalismo 2.0, surgido a través de la presión de redes sociales y la organización ciudadana, dispuesta a realizar un escrache mundial contra la reputación e imagen de marca de las compañías que no cumplen. Hasta el momento del  trágico accidente, solamente se habían adherido al pacto, formulado en noviembre del año pasado, dos grupos, PVH y Tchibo.

Desde La Celosía recomendamos la lectura relacionada de:

Javier Chercoles, ex director de RSC de Inditex, crea una consultoría para asesorar en catástrofes como la de Bangladesh

Electronics Watch exige a Samsung, Apple y otros fabricantes que mejoren las condiciones laborales de sus trabajadores

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.