Buscador


El Partido Socialdemócrata Alemán propone un plan Marshall europeo de 232.000 millones de euros del que se beneficiaría España

11-06-2012

El BCE se ha visto obligado a regalar a los bancos más de un billón de euros denuncian los máximos líderes del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) que proponen la creación de un fondo de inversión y reconstrucción, estimado inicialmente en 232.000 millones de euros, para ayudar a los países en situación más precaria, entre los que se cita a España. “Europa corre el peligro de desintegrarse si no se toman medidas urgentes”, advierte su presidente, Sigmar Gabriel, que ayer recibió al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. En el documento ‘El camino para salir de la crisis: crecimiento y empleo’, el partido opositor a Merkel, propone también medidas para paliar el empleo juvenil.

Exigimos la creación de un fondo de inversión y reconstrucción, que no se alimente de un endeudamiento adicional del Estado, sino a través de una “reprogramación” de los fondos existentes, del fortalecimiento del Banco Europeo de Inversiones (BEI), de préstamos para proyectos y, por último, pero no por eso menos importante, de un impuesto a las transacciones financieras, se afirma en el documento ‘El camino para salir de la crisis: crecimiento y empleo’ elaborado por Sigmar Gabriel, presidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), su portavoz parlamentario, Franck-Walter Steinmeier y Peer Steinbrück, que fue ministro de finanzas del primero gobierno de Angela Merkel. Con los dos primeros mantuvo ayer una reunión de trabajo en Berlín, Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE.

El SPD orienta la Hoja de Ruta del líder de la oposición. En declaraciones recogidas por ww.psoetv.es, Rubalcaba hace suyos los argumentos del citado documento. “Vengo de hablar con el SPD y de fijar una posición común, también lo haremos con Francia, para preparar la próxima Cumbre Europea”, declaró Rubalcaba. Los Jefes de Gobierno europeos tratarán de establecer las grandes líneas para impulsar el crecimiento económico en la cumbre oficial que se celebrará en Bruselas, los próximos 28 y 29 de junio, pero la canciller Angela Merkel ha enfriado la posibilidad de que se produzca un gran acuerdo. En la agenda, además del uso de fondos comunitarios y la ampliación del capital del Banco Europeo de Inversiones, podría tratarse el aplazamiento temporal de los objetivos de déficit, la emisión de eurobonos y la posibilidad de usar el fondo de rescate europeo (con la vista puesta en España) para recapitalizar directamente la banca.

Los recursos de los fondos estructurales de la UE que todavía deben ejecutarse hasta finales de 2013 y que ascienden a 232.000 millones de euros, deben agruparse en un fondo de inversión y reconstrucción, según el informe del SPD. “Necesitamos un fondo europeo de amortización de la deuda con responsabilidad conjunta para aquella parte de las deudas públicas pendientes que excedan el 60% del PIB, unido a un plan vinculante de reducción de la deuda que comprometa a los países”, señalan los líderes del SPD. Denuncian como el Banco Central Europeo se ha visto obligado a comprar bonos de deuda pública por un valor de más de 220.000 millones de euros y a regalarle a los bancos más de un billón de euros al 1 por ciento de interés, con lo cual a su vez ellos compran bonos del Estado con intereses considerablemente más altos. “Los bancos son rescatados a costa de los Estados y de los contribuyentes sin que se haya adoptado una regulación efectiva ni se hayan tomado medidas para evitar futuras crisis”, concluyen.

En lugar de apostar por desmontar el estado del bienestar, el programa europeo de crecimiento y empleo –diseñado por el SPD- se orienta hacia la innovación, la renovación ecológica y las inversiones en la economía real, especialmente en los países del sur de Europa que más afectados se han visto por la crisis. Se marcan como uno de los objetivos prioritarios reducir a la mitad el desempleo de los jóvenes en Europa en los próximos cinco años, utilizando para ello financiación del Fondo Social Europeo (FSE). Finalmente, el SPD exige la creación de una agencia europea de calificación que evalúe la solvencia de los países, como contrapeso a las agencias privadas de calificación, que con sus evaluaciones sentencian el futuro de los Estados.

 

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.