Buscador


El presidente de los arquitectos del estado de México exige la revisión de una obra de OHL

03-02-2016

Un estudio del Instituto Politécnico Nacional (IPN) revela que la zona de la Quebrada, en Cuautitlán Izcalli, donde pasa el Viaducto Bicentenario no era apta para edificar esa vía; por lo cual existe el riesgo de que se colapse una parte; pues en la zona hay filtraciones, y con el paso de los vehículos se registra un desmoronamiento interno permanente y riesgos para la población.

El presidente del Colegio de Arquitectos y Urbanistas del estado de México, Arturo Chavarría Sánchez, advirtió que la revisión a OHL por la concesión del Viaducto Bicentenario no solo debe ser financiera; sino también urbana para determinar quiénes permitieron construir en un tramo que representa un riesgo latente y donde –opinó- se debería quitar la concesión a la empresa.

Para el especialista, las autoridades deben explicar por qué se permitió construir en zona de minas y cavernas que ponen en riesgo tanto a esa autopista, como a la gente que vive en las zonas aledañas, púes desde hace años, aseguró, los gobiernos prometieron llevar a cabo obras de mitigación junto con la empresa y no se ha hecho.

“Las minas en la quebrada están a la entrada para Cuautitlán Izcalli, sales de Satélite y te incorporas a la autopista y con como 3.5 kilómetros, ya habían construido, había riesgos latentes y con las filtraciones de agua y los movimientos de tránsito pesado todos los días migra la capa de resistencia o se está desmoronando internamente, y al rato va a colapsar.

“La auditoría no solo debe ser financiera, también urbana por los dictámenes, yo siempre pedí los de incorporación vial, de protección civil, los regionales y nunca los vimos, ellos tendrán el proyecto bien desarrollado en materia de ingeniería, pero la justificación no.

“La Dirección de Protección Civil debió dar el visto bueno si no había riesgos y la secretaría de Comunicaciones debió estar alerta de que entradas y salidas no eran viables por la fragilidad del suelo”, advirtió.

Ante el escándalo de OHL y llamadas de directivos de esa empresa con políticos mexiquenses por el viaducto, el especialista advirtió que es momento de realizar una revisión al trazo geométrico y al proyecto porque no solo es cuestión de peajes; sino además de saber qué acciones van a tomar en la quebrada, ya que es una zona minada y de cavernas en riesgo.

Refirió que en su momento presentaron el estudio tanto a OHL, como al gobierno y ambos, afirmó, prometieron trabajar en eso, pero no lo hicieron; por lo cual, advirtió que ponen en riesgo a miles de personas que transitan diariamente en esa vialidad; así como a los vecinos que viven en la Quebrada.

“La auditoria también debe ser a los trazos geométricos, lo que se ha cuestionado y las obras de mitigación que se comprometieron a hacer porque hay muchas que no se han cumplido, que han quedado pendientes a la sociedad, aun cuando se comprometieron a hacerlas, ya terminaron las cosas y no las han hecho. Estuvimos muy atentos con la gente de Izcalli porque sus casas tienen fallas en muros, fisuras y todo quedó en el tintero porque les interesó más seguir avanzando en el negocio.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.