Buscador


Latinoamérica

El subsecretario de Salud de Chile acusa a las farmacéuticas de presiones indebidas en el Parlamento

12-05-2015

La denuncia del subsecretario de Salud, Jaime Burrows, sobre la existencia de presiones indebidas por parte de las farmacéuticas para retrasar la tramitación de la Ley Ricarte Soto, abrió el debate sobre las millonarias ganancias que maneja la industria, el rol que ha tenido ante el Parlamento, y las falencias de los mecanismos institucionales para impedir el tráfico de influencias o lobby en el sector Salud, informa Radio.uchile.

La meta del Gobierno es aprobar el proyecto de ley que crea un Fondo Nacional de Medicamentos de Alto Costo, más conocido como “Ley Ricarte Soto”, antes del 21 de mayo, y así mostrar un real avance en temas “que importan a todos los chilenos”, en medio de las críticas al Ejecutivo en el marco de presente la crisis institucional y política. En ese contexto es que la semana pasada el subsecretario de Salud, el demócrata cristiano Jaime Burrows, manifestó su sospecha sobre eventuales presiones indebidas por parte de la industria farmacéutica para retrasar el trámite de la iniciativa.

A la insistencia de laboratorios y científicos para extender el debate se sumó el que una de sus asesoras, parte del equipo de redacción del proyecto, fuera tentada con una oferta de trabajo en el sector privado con el doble del sueldo que recibe actualmente, un auto nuevo y beneficios, como explicó suspicaz la autoridad. Ante estos antecedentes la autoridad afirmó que “obviamente se puede y se tiene derecho a pensar que hay algo que se está trabajando justamente para ejercer ese tipo de influencias”.

El vicepresidente de la Cámara de Innovación Farmacéutica, Jean Jacques Duhart, rechazó categóricamente ese tipo de acusaciones más aún cuando, según afirmó, la industria ha manifestado apoyo a la ley, con reparos en la investigación clínica, no al acceso y cobertura. Además, sostuvo que han sido “muy cuidadosos en utilizar los canales institucionales de manera pública, transparente y documentada”. Y es que a las presiones en la tramitación de este proyecto, se suma el peso ejercido por la industria en la Ley de Fármacos.

En esa línea, Mauricio Huberman, presidente del Colegio Químico Farmacéutico, lamentó el caso informado por la autoridad y reconoció la existencia permanente de presiones en ambas comisiones de Salud. “En todas las leyes que hemos visto últimamente y que tienen que ver con empresas se han dado presiones”, dijo.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.