Buscador


El ‘zar del juego’ de Argentina podría comprar el negocio de Codere

20-01-2014

Mirar el canal de noticias C5N. Cargar nafta en una estación de servicio Oil. Pagar los peajes de la ruta 2, de la 11, o de la autopista Ezeiza-Cañuelas. Escuchar Radio 10. O rock en la FM Mega. Operar con el banco Finansur. Comer dulce de leche “La Salamandra”. O un cordero patagónico. Jugar en un bingo de la Costa Atlántica, del conurbano, o La Rioja. Arriesgar algunas monedas en los “slots” del Hipódromo de Palermo. Apostar en una ruleta de Rosario, Misiones, o Puerto Madero.

Las opciones para alimentar las finanzas del Grupo Indalo, del empresario Cristóbal López, son numerosas, crecen en diversidad, y avanzan sobre los hábitos cotidianos de cientos de miles de personas. Ahora se prepara para sumar al fútbol a sus negocios.

En efecto, López, 57 años, separado, dos hijos, líder de un holding de 20 mil empleados y facturación aproximada de 12 mil millones de pesos al año, acusado por la oposición de ser “socio” de los Kirchner, va por más.

A pesar de que el Gobierno que lo benefició como ningún otro está en retirada, sus empresas están en plena expansión, en muchos casos gracias a las gestiones de dirigentes de distintos partidos políticos, y también de funcionarios nacionales y provinciales que lo ayudan a concretar nuevos proyectos.

Cristóbal, a secas, como se lo identifica en el mundo del poder, ya controla la mayor parte del multimillonario negocio del juego.

Y busca expandir ese mercado: está convencido de que tiene un potencial financiero aún inexplorado.

Su idea es innovar en las apuestas deportivas.

Según pudo saber Clarín, el empresario K quiere imponer un sistema de apuestas online para el fútbol. Para ello ya inició negociaciones con la AFA, de Julio Grondona.

Su objetivo necesita de una nueva reglamentación para regular las apuestas, y también para que se puedan habilitar comercios que les ofrezcan a sus clientes opciones para jugar su dinero mientras ven deportes en vivo.

Cristóbal ya tiene el aval de la Casa Rosada para avanzar en esta cuestión, contaron fuentes del mercado del juego. Los detalles administrativos vinculados al Estado están bajo control del secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini.

También dejan trascender que el Grupo Indalo analiza comprar los bingos que la empresa Codere tiene en Buenos Aires.

Esa compañía acaba de entrar en concurso de acreedores en España, el país en el que funciona su sede central.

López podría aprovechar ese momento de crisis para quedarse con los bingos de Codere. Quizás sea casualidad, quizás no, pero la comisión de la Legistura bonaerense que trata el tema del juego elevó un pedido de informes para que la empresa española dé explicaciones sobre su situación financiera, una resolución que va en sintonía con los intereses de Cristóbal.

El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, es uno de los interlocutores gubernamentales con los que los directivos de Indalo tratan estas cuestiones.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.