Buscador


Latinoamérica

Embargadas en Panamá las propiedades de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo

23-11-2014

Las propiedades en Panamá del hombre más rico del mundo,  Carlos Slim, han sido embargadas. Juan Bosco Molina Rivera, juez Quinto de Circuito de lo Civil, decretó formal embargo de los bienes inscritos en el país. Que se sepa, son seis fincas en Chiriquí, dos en Panamá, un apartamento en la capital y la central hidroeléctrica Bajo de Mina, por la que lo ha arriesgado todo; hasta la reputación.

El juez Juan Bosco Molina Rivera firmó el auto al que ha tenido acceso La Estrella de Panamá y por el que se decreta formal embargo de las propiedades inscritas bajo Ideal Panamá, S. A., relacionada con el grupo económico de Carlos Slim, ciudadano mexicano de origen libanés, con empresas de múltiple índole alrededor de todo el mundo. Quien ha doblegado al magnate es Julio César Lisac Jiménez, ciudadano panameño de 82 años cumplidos, que hace más de cinco emprendió una lucha titánica para reclamar los derechos que, creyó, le debía la justicia.

La decisión judicial, emitida este 20 de noviembre, considera procedente la solicitud de embargo presentada por Lisac, que ya en 2006 denunció cómo el gobierno del entonces presidente Martín Torrijos favoreció que le quitaran una concesión de explotación hidroeléctrica para dársela a Carlos Slim. Desde 1997, Mina Hydro-Power Corp, con inversión internacional y Lisac a la cabeza, contaba con los permisos para estudiar la factibilidad de tres proyectos hidroeléctricos. Uno de ellos, Bajo de Mina, para producir 54 Mw, tenía en 2006 todos los estudios y permisos aprobados, la concesión recibida y el contrato de construcción firmado, cuando apareció en la escena el grupo Slim.

Los que se presentaron primero como potenciales asociados y luego interesados compradores se convirtieron, en menos de un año, en quienes se hacen cargo de la concesión, que la Autoridad de Servicios Públicos de Panamá (ASEP) le retira a Lisac tras no concederle una extensión solicitada de cinco meses para empezar las obras , cuando ya habían firmado el contrato de concesión de generación de energía.

En tiempo récord, según relató en su momento el mismo Lisac, se empezó a construir la Central Hidroeléctrica Bajo de Mina, sobre un modelo que identificó copiado del suyo, que actualmente cuenta con una capacidad instalada de 55 Mw y un volumen de negocio de 50 millones de dólares al año.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.