Buscador


Opinión

En dos palabras: al límite

07-02-2020

*Pedro Barato Triguero

Así es cómo estamos los miles de agricultores y ganaderos españoles que estos días estamos saliendo a la calle para manifestarnos.  Estamos al límite de la rentabilidad de las explotaciones, y en muchas ocasiones por debajo del él; al límite ante los incrementos en los costes de producción que no podemos repercutir en el precio de los productos; al límite de seguir adelante con nuestro trabajo en nuestros pueblos contribuyendo a mantener en buen estado el territorio español y preservando el medio ambiente; al límite de nuestras fuerzas ante  los insultos gratuitos de los grupos de radicales…

Las tres organizaciones agrarias, ASAJA, COAG y UPA hemos convocado a nuestro sector porque la situación que vivimos es de extrema gravedad, y era preciso alzar la voz para que tanto las Administraciones como la opinión pública conozca y sean conscientes de la gravedad del problema.

En las pancartas que sacamos a la calle se lee la trascendencia social del problema: ¿quién te va a alimentar a ti mañana? Los agricultores y los ganaderos tenemos una gran responsabilidad: alimentar a la población proporcionando productos de reconocida y garantizada calidad que repercuten de manera directa en la salud de la sociedad. Y estamos cumpliendo con rigor y vehemencia nuestro menester; y lo hacemos a pesar de percibir precios por debajo de los costes de producción. Pero todo tiene un límite. La baja o nula rentabilidad de algunas explotaciones ha llevado al borde del precipicio a los agricultores y ganaderos que trabajan en ellas; algunos han tenido que echar el cierre y otros, aguantan y aguantan… pero ya no pueden más.

Sí, sufrimos un problema derivado de los bajos precios que percibimos por nuestros productos, pero también del incremento de los costes de producción y que no podemos ni trasladar, ni repercutir en el precio de los productos. ¿Cuánto tiempo puede soportar cualquier trabajador que cumple con su menester  y no sólo no recibe retribución, sino que además tiene que pagar por trabajar?

Suma y sigue. La gota que ha colmado el vaso ha sido la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Agricultores y ganaderos estamos hartos de que nuestras explotaciones no sean rentables, de que nos ataquen, nos persigan y agravien y también de que nos utilicen como moneda de cambio. La imposición de barreras comerciales como el veto ruso, el Brexit o los aranceles de Trump a las aceitunas de mesa, al aceite y al vino son un lastre para dar salida a muchas producciones demandadas y valoradas en el exterior.

Estamos en un momento clave en la negociación de la PAC; es ahora cuando se tienen que decidir los dineros y el nuevo modelo de agricultura que obligatoriamente será más verde y sostenible. Nuestro campo no puede permitirse una rebaja de un solo céntimo. Al revés, se necesitan medidas de apoyo que den un poco de oxígeno a la rentabilidad de las explotaciones.

Los productores necesitamos un compromiso de la sociedad y de las administraciones para que ponga en valor nuestra imagen. Necesitamos manifestaciones públicas apoyando la buena labor que desarrollamos y que contrarresten el efecto negativo de los ataques gratuitos que sufrimos cada día por parte de los grupos radicales.

Recientemente nos hemos reunido con el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, y he de decir que la intención del Sr. Ministro es buena; él es consciente de la importancia de la problemática de un sector clave en la economía. Es más, ha reconocido y comprendido los motivos que nos han llevado a salir a la calle. Pero no todo depende de él.

La cuestión que nos ocupa va más allá del departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación. Asuntos como la subida del SMI, la fiscalidad agraria o las tarifas eléctricas atañen a otros departamentos ministeriales del Gobierno de Pedro Sánchez. Por eso desde Asaja hemos manifestado que tiene que haber medidas de choque inmediatas y gestos por parte del Gobierno en las cuales haya una declaración del presidente del Gobierno de mantenimiento del presupuesto de la Política Agraria comunitaria, de la defensa de la profesión del agricultor y el ganadero, así como la puesta en marcha inmediata de medidas en materia de tarifas eléctricas, en materia de precios en origen y en defensa de nuestro sector ante todo los ataques que estamos sufriendo día a día por parte de los grupos radicales. Y por supuesto, seguir trabajando.

*Presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA)

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.