Buscador


Latinoamérica

Endesa compensa a pescadores chilenos por el perjuicio de una central termoeléctrica

13-11-2014

Tras cuatro meses de diálogo, Endesa, que opera la central Bocamina II, llegó a un acuerdo con los pescadores y algueras de Coronel por el pago de compensaciones por los efectos del funcionamiento de la termoeléctrica. La empresa ofreció $7 millones 100 mil a cada trabajador, cifra que fue aceptada por los sindicatos, que en semanas anteriores habían rechazado, con manifestaciones y bloqueos a la planta, los cerca de $2 millones de la propuesta inicial.

El dinero, que será pagado en cuotas por seis años a contar de diciembre, beneficiaría a 1.900 personas, quienes están en proceso de acreditar ante Endesa su condición de pescadores, algueras o recolectoras de orilla. Este fondo de apoyo social es parte de un acuerdo global que la empresa quiere implementar en la comuna. Además, considera US$ 120 millones de inversión en otros tres ejes: una segunda etapa de relocalización de viviendas, fondos permanentes para la comuna por los años de vida útil de la central y mejoras ambientales.

La gerente de relaciones comunitarias de Endesa, María Teresa González, explicó que los avances en la termoeléctrica están pensados de acuerdo a las inquietudes de los vecinos. “Se techará la cancha de carbón, que será la primera en Latinoamérica con esta tecnología, instalación de filtros de succión (…) y más estaciones de monitoreo de material particulado, el que estará disponible en línea en nuestra casa abierta”. El dirigente de los pescadores, Hernán Cortés, se mostró satisfecho con la compensación económica y destacó las medidas de mejoras ambientales. “Logramos que la empresa frene el deterioro de Coronel y contribuya a crear un entorno más amigable”, sostuvo.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.