Buscador


Latinoamérica

Estados Unidos reclama la presión de países latinoamericanos sobre Venezuela

12-03-2014

Estamos preparados, si es necesario, para invocar la Carta Democrática Interamericana en la Organización de Estados Americanos (OEA) e implicarnos de varias formas, con sanciones o de otra forma, porque la economía allí ya es bastante frágil”, sostuvo este miércoles el funcionario estadounidense John Kerry en una audiencia en el Comité de Gastos de la Cámara de Representantes.

“Por eso, nuestra esperanza está en que los esfuerzos de los países vecinos, que están profundamente preocupados, tengan la capacidad de alentar el diálogo necesario para avanzar el país sin que Estados Unidostenga que recurrir a sanciones u otras medidas”, agregó.

El jefe de la diplomacia estadounidense explicó que el gobierno de Barack Obama ha estado “en contacto con países vecinos” de Venezuela para tratar de encontrar formas de apoyar un diálogo. El objetivo es disminuir la tensión con un vasto sector de la población desde que comenzaron las protestas de la oposición el 12 de febrero pasado.

Dado que el gobierno de Nicolás Maduro “no escucha particularmente” las recomendaciones de los EEUU de impulsar una conversación con la mediación de un tercero, Washington confía en que “la presión de otros en el continente pueda ser de ayuda”, según Kerry.

“Creemos que es hora de que la OEA y los países de la región asuman un papel más activo” ante la situación en Venezuela, y que insten a Maduro a “dejar de demonizar a sus opositores y avanzar hacia un diálogo significativo con la oposición”, dijo el secretario de Estado.

El Consejo Permanente de la OEA analizó la situación en Venezuela en dos sesiones extraordinarias el jueves y el viernes, pero finalmente descartó las opciones más rotundas, apoyadas por los EEUU, de convocar a los cancilleres del continente o decidir el envío de una misión observadora a Venezuela.

Los embajadores de los países miembros aprobaron por 29 votos a favor y 3 en contra una declaración que llama a continuar el diálogo nacional en Venezuela, una fórmula que satisfizo a Caracas ydecepcionó a los EEUU, Panamá y Canadá, que lo interpretaron como una abierta validación de la respuesta de Maduro a la crisis.

Kerry volvió a denunciar que el Gobierno venezolano ha usado a los Estados Unidos como una carta políticapara distraer de los “asuntos internos en su país”. “Lamento que nos hayamos convertido en un pretexto porque verdaderamente intentamos aproximarnos y ofrecimos un camino alternativo”, afirmó.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.