Buscador

España y otros países deben informar de su colaboración en la guerra sucia de la CIA con final en Guantánamo

09-09-2012

Dos eurodiputadas presentaron en el Parlamento Europeo las conclusiones de un informe sobre la ‘Supuesta utilización de países europeos por la CIA para el transporte y la detención ilegal de presos’, en el que reclaman a las autoridades españolas que revelen toda la información de que dispongan sobre los aviones sospechosos de ‘vuelos clandestinos’ realizados por orden de la CIA durante el Gobierno de Zapatero. La francesa Hélène Flautre, del grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea, será la encargada de presentar dicho informe. La británica Sarah Ludford, portavoz del Partido Liberal Demócrata Europeo sobre los derechos humanos y la justicia, es la ponente de opinión, que más datos ha aportado a esta causa. Es considerada por los propios eurodiputados una líder en las libertades civiles y activista en la defensa de los más oprimidos.

La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, insta en el citado informe a los Estados miembros a que investiguen la existencia de cárceles secretas en su territorio o de operaciones en las que se haya privado de libertad a personas en el marco del programa de la CIA. Asimismo, solicita a las autoridades judiciales que inicien una investigación independiente, ante la pasividad anterior del Parlamento en Guantánamo,  sobre los presuntos centros de detención secretos de la CIA. Se cita  en concreto a Rumanía- que ha negado su existencia en la investigación parlamentaria llevada a cabo por este país- a la luz de las nuevas pruebas sobre los vuelos realizados entre Rumanía y Lituania. La Comisión también critica a Polonia por ausencia de comunicación oficial y pide a las autoridades de ese país que lleven a cabo una investigación rigurosa y con la debida transparencia, que permita la participación efectiva de las víctimas y sus abogados.

La Comisión pide a las autoridades lituanas que cumplan su compromiso de volver a abrir la investigación penal sobre la participación de su país en el programa de la CIA, en vista de las nuevas pruebas facilitadas por Eurocontrol que muestran que el avión N787WH, que supuestamente transportaba a Abu Zubaydah, aterrizó en Marruecos el 18 de febrero de 2005 en su ruta hacia Rumanía y Lituania. También toma nota de la investigación penal iniciada en el Reino Unido sobre ‘traslados extraordinarios’ a Libia, y celebra la decisión de continuar la investigación sobre la cuestión más amplia de la responsabilidad del Reino Unido en el programa de la CIA.

En el citado informe expresa su preocupación por los obstáculos con los que se han topado las investigaciones parlamentarias y judiciales nacionales sobre la participación de algunos Estados miembros en el programa de la CIA, que están documentados detalladamente en el documento del Consejo de Europa de 2011 sobre el abuso de los secretos de Estado y la seguridad nacional, que incluye la falta de transparencia, la clasificación de documentos, el predominio de intereses nacionales y políticos, el estrecho mandato de las investigaciones, la limitación del derecho de las víctimas a una participación y defensa eficaces, la inexistencia de técnicas de investigación rigurosas y de cooperación entre las autoridades de investigación en toda la UE.

Al respecto, la citada Comisión solicita a los Estados miembros que no sustenten sus procedimientos penales nacionales en este tipo de fundamentos jurídicos, que permiten el cierre de los procedimientos penales invocando cláusulas prescriptivas que conducen a la impunidad, y que respeten el principio del Derecho internacional consuetudinario que reconoce que dicha legislación no puede ni debe aplicarse a los casos de graves violaciones de los derechos humanos.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.