Buscador


Latinoamérica

Eugenio Ortega, marido de la ministra del Trabajo de Chile, renuncia a la gerencia en Barrick Gold

07-07-2014

Eugenio Ortega Frei, esposo de la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, (ambos en la imagen) ha renunciado como gerente de  Asuntos Corporativos de la firma Barrick Gold, responsable del proyecto minero Pascua Lama. La presión de las comunidades  del Huasco que apuntaba a una “relación cercana entre lobistas políticos de la Nueva Mayoría y la irresponsable empresa minera Barrick Gold”, le han obligado a dimitir. Como un escándalo definieron las organizaciones comunitarias indígenas y religiosas del Valle del Huasco el reciente nombramiento de  Ortega Frei.

“Estamos frente al anuncio de un lobista que tiene a su haber una posición estratégica fruto de su experiencia laboral y política en los gobiernos de la Concertación, con la cual se perfila como un perfecto mediador entre la empresa y el gobierno. Rechazamos todas estas iniciativas de la empresa y vemos con preocupación que el gobierno ampara con su silencio esta burda jugada política, ligándose de manera clara al ímpetu de la empresa de reincorporar y poner en marcha el proyecto a toda costa”, afirmaronn a través de una declaración pública, antes de conocer la renuncia de Ortega Frei.

Las organizaciones denunciaron que el fallido nombramiento confirmaba sus temores contra el medio ambiente.  “La empresa Barrick ha sido evidentemente irresponsable con sus operaciones en nuestra cordillera. Ha sido multada y paralizada por los diferentes organismos fiscalizadores como el Sernageomin, la Dirección General de Aguas, la Superintendencia de Medio Ambiente, la Corte de Apelaciones de Atacama, la Corte Suprema y los Tribunales Ambientales”. “Cómo olvidar que el 25 de febrero del año 2013 fueron multados por arrojar coliformes fecales y residuos peligrosos a nuestros ríos, incluso han tenido que autodenunciar sus graves irresponsabilidades y aceptar 22 incumplimientos a los permisos ambientales aprobados de forma viciada y sin consulta real a nuestra comunidad, enfatizaron.

Influencias internacionales a favor de la empresa

Luego apuntaron como se han enfrentado con las autoridades de distintos gobiernos para denunciar “los graves atropellos a nuestros derechos fundamentales que a diario se comenten en nuestro territorio, sin una respuesta satisfactoria, mientras vemos cómo las influencias internacionales actúan sobre los diferentes gobiernos a favor de la empresa”. Recordaron en esta línea como el 23 de septiembre del año 2009, la presidenta Michelle Bachelet asistió a una cena en Nueva York auspiciada por Barrick Gold y la petrolera Chevron, actividad organizada por Council of the Americas, organismo que reúne a las más importantes transnacionales que hacen negocios en Latinoamérica. Y detallaron que  la junta directiva estaba encabezada por David Rockefeller como presidente honorario, además apuntaron que Bachelet acaba de recibir en La Moneda a la Secretaria Ejecutiva de este mismo Consejo a comienzos de esta semana.

“Luego vimos al presidente Sebastián Piñera viajar a Toronto, Canadá, donde participó de un almuerzo de trabajo con empresarios canadienses y compartió la mesa con el co-presidente de la minera Barrick Gold, John Thornton. El 4 de noviembre del 2013 llegaron hasta La Moneda los altos ejecutivos de la compañía Barrick Gold, para dialogar sobre el Proyecto Pascua Lama con el ministro del Interior Andrés Chadwick, y el de Minería Hernán de Solminihac”. Asimismo indicaron que el pasado 28 de mayo. Bachelet “se reunió con el miembro del consejo asesor de Barrick, José María Aznar, luego de haberse reunido con la presidente argentina para tratar este tema”.  Al tiempo que señalaron que cómo la presidenta designó como Superintendente de Medio Ambiente al ex asesor de Barrick, Cristián Franz.

En este contexto plantearon como la firma canadiense mantiene su arremetida comunicacional y política de salvar de la agonía al desastroso proyecto, firma un Memorándum de Entendimiento denominado “Acuerdo de Intercambio de Información y Comunicación” impulsado ambiciosamente e inescrupulosamente por el abogado Lorenzo Soto junto a unos pocos dirigentes Diaguitas. “Todas, maniobras que no hacen más que buscar una licencia social que no tienen y no tendrán, nuevamente subestimando a la comunidad que tiene la información suficiente de los organismos del Estado para rechazar este nefasto proyecto. Estamos en conocimiento que Lorenzo Soto y el grupo diaguita no se hizo parte en la casación a la Corte Suprema, presentada por Barrick, para defender el fallo del Tribunal Ambiental, este abogado solo buscaba negociar. Su no participación reafirma que el Convenio Diaguita no es más que una jugada que intenta de manera ilegal abrir el camino a una reapertura del proyecto” señalan.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.