Buscador


Florentino Pérez pierde el favor de su aliado en ACS, el inversor institucional estadounidense Southeastern

23-04-2012

El jueves de la semana pasada se celebró en Londres una de las conferencias más relevantes para los inversores institucionales (fondos de pensiones, aseguradoras y gestión colectiva) que gustan de poner su dinero siguiendo el método de Warren Buffet de invertir en empresas por su valor implícito más que por cualquier otra circunstancia. Había mucha expectación entre los analistas para escuchar en boca de los grandes inversores cómo se navega en la tormenta.

Después del almuerzo, intervino de conferenciante, Scott Cobb, en representación de la gestora estadounidense Southeastern Asset Management, y como eje de su exposición “Las oportunidades a largo plazo que generan los mercados muy volátiles en el corto plazo”. Cobb ha sido el aliado principal de Florentino Pérez en la lucha que mantuvo ACS por el control de la alemana Hochtief, y siempre en los informes de gestión del fondo Longleaf Partners International, ha ensalzado la figura del galáctico presidente del Real Madrid. ACS había perdido la víspera un 6% en Bolsa y algunos esperaban que Cobb echara un cable al valor, del que teóricamente su gestora tiene algo más del 5% del capital.

Sin embargo, el cable se puede decir que se lo echó al cuello. Como recoge el semanario Barron’s en su edición del sábado, en la crónica de su corresponsal Jonathan Buck, el amigo de Floro puso por las nubes a la competidora Ferrovial, en la que ha estado aumentando en los últimos meses su participación, al tiempo que ha reducido la de ACS.

Codd calificó de ganga a la empresa que preside Rafael del Pino en razón de que los inversores la tienen considerada equivocadamente como una constructora muy apalancada. Cobb explicó al auditorio, que llenó el Hallam Conference Centre, que la deuda está ligada principalmente a las concesiones, y resaltó los grandes activos de la compañía, como el grupo aeroportuario BAA, propietario de Heathrow, y las autopistas de Toronto y Chicago, además del dividendo situado que supera el 4%.

Tras la intervención de Codd, que algo ha debido influir, la acción de ACS caía el 4%, el siguiente día sumó otro descenso del 4,9%, y ayer, con los más iniciados habiéndose leído el Barron’s, se producía un desplome histórico, superior al 10%, y con una contratación récord de 4,25 millones de acciones. Por su parte, Ferrovial, con una bolsa muy bajista, sólo cedía el 0,45% el jueves, ganaba al día siguiente el 1,56%, y ayer cedía el 1,1%.

Habrá que ver cuando comunica el viejo aliado de Florentino Pérez a la CNMV el descenso en su cartera del paquete de ACS. Hasta ayer mantenía el mismo porcentaje que comunicó en julio de hace tres años.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.