Buscador


Gamesa sale favorecida del veto de Obama a una empresa eólica china

30-09-2012

El veto del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a que una empresa china desarrolle unos parques eólicos en Oregon, alegando motivos de seguridad, beneficia en cualquier caso a la española Gamesa, presidida desde hace cuatro meses por Ignacio Martín. Obama vetó por vez primera una inversión extranjera en 22 años con el argumento de poner en peligro la seguridad nacional. Aunque los parques están localizados en las cercanías de una base de aviones no tripulados (drones), son pocos los que en Estados Unidos consideran que esa es la verdadera razón del veto.

El desarrollo de la energía eólica en Estados Unidos, que sigue siendo el mercado más interesante del mundo (sólo un 3% de la energía total del país), es una incógnita pues depende absolutamente de que la Administración prolongue cuatro años más el crédito fiscal que reciben los parques, actualmente cifrado en 2,2 centavos el kilovatio-hora. Gamesa, Siemens y Vestas han llevado a cabo el cierre temporal de algunas de sus plantas ya que la incertidumbre generada limita los pedidos. Los republicanos se muestran contrarios a una prórroga, mientras que Obama parece ser partidario.

Las acusaciones del partido conservador de que Obama no es suficientemente duro con China en materia comercial, a pesar de las denuncias de copia y robo de la tecnología estadounidense, han obligado al presidente a actuar, habiendo tomado ya tres medidas duras contra Pekín: aranceles y sanciones contra la industria de paneles solares, denuncia ante la OMC de fabricantes de componentes de automoción y de automóviles, y por último el veto a la compra y desarrollo de los parques de Oregon. El Departamento de Comercio también se ha mostrado dispuesto a imponer un arancel del 70% a las torres importadas de China. Actualmente, el componente estadounidense en los molinos se acerca al 60%.

Gamesa sale favorecida de esta última decisión por dos vías. La primera porque los chinos han recibido una clara señal de que su dinero no es bien visto en esta tecnología en Estados Unidos, por consiguiente mejoraría la posición de la empresa vasca en caso de que el capital chino quiera comprarla, una posibilidad de la que se habla en el mercado desde hace tiempo, aunque nadie hace una opa a pesar de tener un valor en Bolsa en torno a los 400 millones de euros.

A corto plazo, mejora también el lobby que Gamesa está haciendo frente al Congreso para que prolongue la subvención que expira este año. La compañía mantiene temporalmente regulaciones de empleo temporales en dos plantas en Pennsylvania que los sindicatos utilizan como medida de presión ante los congresistas.  La empresa cuenta con 900 trabajadores en sus fábricas en Estados Unidos. Las subvenciones para el total de la industria hasta el año pasado han sido de alrededor de 10.000 millones de dólares para 300 parques eólicos

Obama ha lanzado un mensaje subliminal en el veto a China: “el dinero de las subvenciones no irá a parar a compañías chinas que no ofrecen retornos al país”. En la lucha cerrada que mantienen Obama y su rival republicano Mitt Romney para conseguir votos,  el actual presidente ha sido acusado por el grupo conservador Americans for Tax Reform, mediante un envío masivo de propaganda de financiar con 450 millones de dólares a una empresa china para un parque en Texas. La acusación se ha demostrado que es falsa y que nunca se construyeron los molinos.

Quienes se muestran contrarios a seguir subvencionando la energía eólica cuentan a su favor con el hecho de que el desarrollo del gas de esquisto (mediante un sistema de ruptura de rocas que contienen gas) ha abaratado mucho la energía y por consiguiente ya no se mira el problema de la carestía de las energías fósiles como una factor tan favorable. Gamesa se juega mucho en Estados Unidos, ya que su mercado debería duplicarse al menos, acercándose a los 80 gigawatios en 2020. Quizá por ello, es una de las compañías españolas que apoya financieramente la campaña presidencial de Obama, y ha contado con la presencia del presidente en sus fábricas.

Desde La Celosía recomendamos la lectura relacionada de:

El lobby europeo contra la instalación de parques eólicos tiene poco éxito en España

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.