Buscador

Infarto en el corazón financiero de Europa: La City pierde 120.000 empleos, hasta el nivel de 1993

07-11-2012

El brutal hundimiento del negocio bancario queda reflejado en la catástrofe laboral que sufre la City, corazón financiero de Europa, y que según un estudio que acaba de publicar el think tank Centre for Economic and Business Research (CEBR), continuará perdiendo empleo los próximos dos años, hasta alcanzar el nivel de 236.000 personas, el número de empleados más bajo desde 1993, dejándose durante el período de la gran depresión del sector, casi 120.000 empleos directos desde el tope alcanzado en el año 2007, cuando trabajaban en ese distrito urbano 354.000 personas.

Este declive podría quedarse corto, ya que hace pocos días se han anunciado masivos despidos por entidades que ya habían realizado ajustes anteriormente, como UBS y Deutsche Bank, 10.000 y 7.000 respectivamente, de los cuales 4.000 podrían afectar a los negocios en Londres. Se espera que en breve anuncien reducciones de plantilla también Credit Suisse, Barclays y Société Generale.

Para entender la dimensión de los números hay que tener en cuenta que La City ocupa un territorio minúsculo, aunque ahora se considera City también los desarrollos habidos en Canary Wharf, que no acoge a más de 10.000 residentes, desarrollándose en su seno la banca de inversión y la gestión de fondos, negocios muy poco intensivos en mano de obra respecto a la banca comercial, y con mucho más margen de beneficio.

El fundador de CEBR, Douglas McWilliams, considera que la City, a pesar de los recortes y las ganancias de productividad que pueda conseguir,  tendrá que acostumbrarse a partir de ahora a convivir con márgenes de beneficio muy estrechos, en línea con otros sectores económicos.

En España también queda un largo vía crucis laboral a recorrer. A pesar de que se han perdido ya en torno a 35.000 empleos directos, según datos de los sindicatos, el consejero delegado del banco Santander decía hace un par de meses que había que cerrar 15.000 oficinas, y solamente quedarán 10 bancos. En términos de empleo se puede hablar de otros 45.000 puestos de trabajo perdidos, sin contar con los cierres que se están produciendo en otras actividades como las de las sociedades de valores, gestoras de fondos, capital riesgo, etc…

Hasta ahora la sangría laboral se había llevado a cabo sin ruido debido a las indemnizaciones muy generosas que se aplicaban en el sector respecto a cualquier otro a pesar de haber sido el responsable principal de la depresión. El drama es que actualmente los despidos se hacen aplicando la nueva reglamentación laboral, con 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades, convirtiendo las relaciones laborales en un polvorín. El Banco de Valencia ya ha anunciado una huelga para el 12 de noviembre en protesta por el despido de 400 empleados.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.