Buscador


Isolux y sus socios chinos exigen una nueva evaluación del contrato de la línea de metro de Panamá concedido a FCC

22-05-2015

Cerca de 20 consideraciones técnicas presentó el consorcio Panametro a la Dirección de Contrataciones Públicas en las que detalla “falta de objetividad y errores” en el proceso de valoración para escoger a la empresa que se hará cargo de la segunda línea del Metro, principal proyecto de inversión del Gobierno.

El reclamo del consorcio, compuesto por las empresas China Harbour Engineering Company, China Railway First Group y la española Corsán-Corviam, se resume en 15 páginas con 13 documentos adjuntos, en los que advierte que la puntuación técnica obtenida en varios de los parámetros establecidos no fue la correcta.

Sin embargo, indica que al Consorcio Línea 2 (integrado por Odebrecht y FCC, con la mayor puntuación) la comisión evaluadora le asignó una nota que no se sustenta.

* El pliego indica que entre mayor sea la afectación a la propiedad de manera temporal o permanente se asignará menos cantidad de puntos de calificación a la propuesta.

Por ejemplo, se refieren al criterio sobre afectación a la propiedad pública y privada durante la construcción de la obra, ya que el pliego indica que entre mayor sea la afectación a la propiedad de manera temporal o permanente se asignará menos cantidad de puntos de calificación a la propuesta. El evaluador asigna el mayor puntaje al consorcio Línea 2 con 19 puntos de un máximo admisible de 25 puntos.

Panametro, en este punto específico, alega que generaría el menor impacto en la servidumbre y carretera durante la construcción de la línea debido a que pretende trabajar con un sistema elevado para colocar las vigas del viaducto por donde correrá el tren.

Se trata de una máquina que las empresas chinas han utilizado en la construcción de varios proyectos de metro en otras parte del mundo.

Sobre este punto, la comisión valoró negativamente su factibilidad por considerar que el equipo utilizado para lanzar las vigas “es riesgoso” y no es adecuado en un entorno urbano.

Para Panametro esta evaluación “no es objetiva ni justificada”, porque el método de construcción “ha sido ampliamente utilizado alrededor del mundo para este tipo de proyectos y se ha comprobado ser efectivo en tiempo y costo, específicamente en zonas urbanas y de alta demografía”.

Desde el punto de vista técnico es un sistema innovador en Panamá que aporta valor añadido para futuros proyectos públicos similares a la línea 2”, indica el reclamo de Panametro.

Al evaluar la propuesta de Consorcio Línea 2, que obtuvo la mayor puntuación en este criterio, Panametro advierte que no se construiría una nueva planta de fabricación de vigas para el viaducto y en su lugar se ampliará la existente con una línea adicional de producción.

A su juicio podría haber problemas de capacidad porque la necesidad de construcción de vigas para la línea 2 es cinco veces superior a las requeridas para la primera línea del Metro. Panametro hizo un análisis extenso de varios puntos técnicos, comparando su propuesta con el ganador.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.