Buscador


Jimmy Morales pide una ley de expropiaciones para hacer carreteras en Guatemala

13-02-2018

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, instó hoy al Congreso a aprobar una ley de expropiaciones para poder hacer carreteras en todo el país y así enfrentar de mejor manera la infinidad de obstáculos que ha tenido durante sus dos años de Gobierno.

En un discurso pronunciado ante empresarios y algunos diputados, con motivo de la presentación de la política de competitividad, el mandatario dijo que su Gobierno agradecería la generación de una ley que les permita hacer “una expropiación específica para el desarrollo de carreteras”, un aspecto que no fue muy buen visto por los asistentes.

No obstante, debido a la insistencia de Morales -que les alegó que los veía “muy dubitativos” en este aspecto- los asistentes le aplaudieron, pero no muy convencidos de que esta propuesta fuera de su agrado, informa EFE.

Morales, quien insistió en que su Gobierno sí tiene “rumbo” pese a las críticas y que se necesita de la unidad de todos para lograr el desarrollo -como la iniciativa privada- aseveró que su Gobierno está trabajando, pero que empieza por “recoger los pedazos” del pasado.

En este sentido, contó una fábula en la que dos leñadores se quedan atrapados de noche en un bosque, cada uno con un machete, pero para salir, mientras uno se abría campo sin rumbo otro afiló su arma, con paciencia y esmero, y sólo uno logró salir.

“Lo bueno cuesta, lleva tiempo hacerlo. Lo importante es estar unidos”, proclamó mientras pedía a los empresarios que ojalá hagan sus propias carreteras privadas de pago, al margen de las que intentará hacer su administración, públicas.

El discurso de Morales estuvo plagado de metáforas y ensalzó su visita “de alto nivel” a Estados Unidos, con reuniones “sustanciosas” en las que se hablaron “de cosas importantes”.

En uno de esos días de trabajo, el presidente contó como un empresario judío, durante una cena de trabajo, le habló cómo su padre, que fue embajador en el país centroamericano en los años 80, se encontró una vez con un niño que lustraba zapatos.

Según narró, en la ciudad de Quetzaltenango -la segunda más importante del país- se encontró con un pequeño de cinco años que le ofreció limpiarle los zapatos por un quetzal (13 centavos de dólar) y el diplomático le dio el dinero pero no quiso el lustre por tener prisa, a lo que el niño le dijo “le debo un lustre”.

Esta historia, que llenó de “orgullo” a Morales por la “dignidad” del pequeño, provocó que el mandatario contara este episodio varias veces porque se siente “sumamente orgulloso” de que se cuenten este tipo de historias de Guatemala, porque “así es el pueblo”.

“Tenemos unas grandes capacidades y no queremos pedir nada de regalado”, proclamó sobre esta historia que cuenta la realidad de muchos niños guatemaltecos que sufren del trabajo infantil, constituyendo al país en el que registra un mayor índice de toda América Latina.

Aunque reconoció que los datos de desarrollo humano “no son nada buenos”, Morales dijo que es la responsabilidad de ellos y de todos, y animó a la gente a seguir adelante, porque el país ha demostrado que puede ser competitivo.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.