Buscador


José María Aznar queda en evidencia tras la condena de su jefe, Rupert Murdoch, por el parlamento británico

01-05-2012

“Rupert Murdoch no es una persona honorable* (is not fit, en inglés)” para ejercer la presidencia de una compañía internacional, según ha sentenciado la comisión del Parlamento del Reino Unido, creada para investigar el escándalo de las escuchas ilegales que habían conseguido empresas periodísticas de Murdoch, como el diario, posteriormente cerrado, The News of the World. La comisión también declaró en su fallo final que el hijo de Murdoch, James, no actuó con la diligencia debida en el caso de las escuchas, que fueron miles, a personajes notorios con el fin de conseguir exclusivas.

El magnate propietario del grupo de medios, News Corporation, había denunciado de forma sibilina, en su comparecencia días antes, las relaciones que mantenía su grupo con políticos conservadores, y no resulta así extraño que los cinco diputados tories de la comisión,votaran en contra de la calificación de no honorable del magnate. Sin embargo, el grupo de cinco laboristas y un liberal sacó el voto adelante por mayoría simple. Todo el comité coincidió en la crítica al hijo y a otros empleados del grupo.

La medida salpica a José  María Aznar, ex presidente del Gobierno y líder del Partido Popular, y consejero de News Corporation por voluntad del propio Murdoch, quien hasta ahora no ha dicho nada sobre este asunto, a pesar de ser hijo y nieto de periodistas, aunque no sería extraño que hiciera lobby en favor de Murdoch ante los diputados conservadores. Aznar, al igual que el resto del consejo ha sido denunciado por varios fondos y bancos estadounidenses inversores de News Corp, en una demanda que encabeza Amalgamated Bank, y esta situación no favorece sus bazas legales. La demanda acusa al consejo de no impedir que Murdoch gestione la empresa como si fuera su cortijo personal y no haber vigilado las prácticas de espionaje periodístico e industrial, de las que ha sido acusada.

La acusación británica de falta de honorabilidad, de “negligente ignorancia” y de “negligente ceguera” fortalece la demanda interpuesta en Estados Unidos hace un año, ya que es un lenguaje utilizado en las acusaciones de violentar la US Foreing and Corrupt Practices Act. La presidencia de Rupert Murdoch queda ahora muy cuestionada por los accionistas, ya que su falta de honorabilidad puede originar a la compañía serios problemas con las licencias de televisión británicas y otros activos en el extranjero. El problema es que Murdoch no puede ceder el testigo a su hijo, que se encuentra en peor situación. En los próximos días, el consejo de News Corporation debe tratar este asunto, habrá que ver qué posición toma Aznar. Éste, amigo del magnate,  fue nombrado consejero independiente de News Corp en 2006, y ha recibido en los dos últimos ejercicios una compensación de 220.000 y 146.000 dólares, y una prima de 585.000 acciones desde su nombramiento.

* El redactor ha preferido traducir en este caso apta por honorable, ya que en el fallo emitido por la comisión no se dice ni se insinúa que la incapacidad sea por motivos físicos o psíquicos, y el concepto “no to be fit” es utilizado para vetar en cargos, especialmente los financieros, a alguien de moralidad dudosa, en definitiva para cuestionar si es honorable para el cargo, que en buena medida era lo tratado por la Comisión, ya que las escuchas ilegales están demostradas. A modo de ejemplo, digamos que en Gran Bretaña, ni Emilio Botín ni Alfredo Sáenz podrían ser “fit” para el cargo de banquero; uno, por defraudador fiscal y el otro, por su condena penal en práctica bancaria. Sin embargo, ambos han sido considerados honorables para el cargo por el Gobernador del Banco de España, quien les ha mantenido en el cargo mediante una lectura fraudulenta de la ley.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.