Buscador


La detención de centenares de estudiantes en Venezuela aviva las protestas

09-05-2014

Militares venezolanos detuvieron el jueves a 243 estudiantes que protestaban contra el Gobierno acampando en plazas y calles de Caracas, un movimiento que empezaba a reavivar la peor ola de manifestaciones en el país en más de una década.

Desde las tres de la madrugada (0730 GMT), cientos de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) fuertemente armados tomaron cuatro campamentos, en zonas acomodadas del este de la capital, donde los opositores se mantenían en “resistencia pacífica” desde hace unas semanas.

Allí, durmiendo en carpas adornadas con las banderas de Venezuela y mensajes e imágenes antigubernamentales, los estudiantes se habían replegado tras las violentas protestas que dejaron 41 muertos y cientos de heridos y detenidos desde febrero.

“Se tenían evidencias que desde estos sitios estaban saliendo los grupos más violentos a cometer hechos terroristas: a incendiar cabinas del metro, a incendiar patrullas”, dijo el ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez, a la televisión estatal, justificando la intervención.

Rodríguez, que calificó a los campamentos como “violentos”, aseguró que se respetaron los derechos humanos de los detenidos, luego de que Organizaciones No Gubernamentales (ONG), como Human Rights Watch, reportaran que el Estado venezolano ha violado sistemáticamente las garantías de los manifestantes.

Los efectivos militares cargaron con las pertenencias de los estudiantes en grandes camiones mientras descolgaban banderolas de “Maduro asesino, renuncia”.

A pesar de haberse mantenido a diario durante febrero y marzo en Caracas y las principales ciudades del país, las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro fueron decayendo en las últimas semanas, con pequeños focos de enfrentamientos entre jóvenes encapuchados y policías antimotines.

Sin embargo, el jueves, las detenciones de estudiantes desataron airadas protestas de la oposición y los vecinos reavivaron los bloqueos de calles y manifestaciones.

El ministro Rodríguez presentó los elementos incautados, entre ellos, medicinas, armas de fuego, dólares, bombas caseras, alambres y resorteras. Detalló que durante los allanamientos se encontraron además drogas y explosivos.

Sin embargo, los estudiantes negaron la versión oficial.

“Esta es una protesta pacífica, con esto nosotros no estamos tumbando al Gobierno”, dijo José Manuel Pérez, un líder estudiantil de 22 años que el miércoles se retiró de un campamento.

“NO VAMOS A PARAR”

Miles de venezolanos han salido a las calles a protestar contra Maduro, a quien culpan por la alta inflación, la escasez de productos básicos y la delincuencia que ha convertido al país, según la ONU, en el segundo más violento del mundo.

Maduro, heredero del fallecido Hugo Chávez, asegura que las demostraciones buscan desbancarlo. Los opositores dicen, sin embargo, que buscan salir de él pero a través de un referéndum revocatorio, previsto por la Constitución a partir del 2016.

El operativo militar del jueves azuzó los ánimos de la oposición.

“Venezuela se tiene que levantar, es ahora o nunca”, dijo Carolina Laines, una estudiante de derecho que protestaba por la detención de sus colegas donde se erigía uno de los cuatro campamentos.

“Los que estaban luchando por nosotros, se los acaban de llevar y no vamos a parar”, agregó delante de los restos que dejaron los estudiantes: pancartas contra el gobierno, alimentos enlatados, agua y medicinas.

En varias áreas de la capital, los manifestantes cerraban con barricadas el paso en avenidas principales y universidades. En algunas zonas, recrudecían los enfrentamientos entre manifestantes y la policía que los dispersaba con gases lacrimógenos.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.