Buscador


La deuda de Ecuador con China se disparó 9.000 millones de dólares en 10 años

21-03-2017

En los últimos 10 años el endeudamiento del Ecuador con China pasó de $7 millones a $8.272 millones.

A diciembre de 2007, la deuda con China ascendía a $7 millones, pero 10 años después, a enero 2017, la deuda se ha multiplicado por mil hasta llegar a los $8.273 millones.
Esto representa el 85% del total de la deuda externa bilateral que el país mantiene con otros gobiernos. Si se compara con la deuda externa total de $26.388 millones, 1 de cada 3 dólares de deuda corresponden a los créditos de China. El segundo país en la lista de los mayores prestadores bilaterales al país es España con $295 millones.
Según Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, “la deuda con China solo es superada por la deuda externa en bonos y la deuda interna con el IESS”.
Además hay que sumar el saldo de $615 millones que corresponde a preventas petroleras, donde el país recibió recursos líquidos inmediatos a cambio de pagos posteriores a través de la entrega de petróleo.
El punto más alto de este tipo de operaciones fue en 2013, donde el monto llegaba a más de $1.600 millones. Desde 2009 hasta 2017, el monto total de operaciones de preventa petrolera con China llega a más de $7.400 millones.
Con estos antecedentes, sumando las operaciones de deuda bilateral y preventa petrolera, China ha desembolsado al Gobierno la suma de $15.732 millones. Ese monto representa a las dos terceras partes del total de la deuda externa ecuatoriana.
Esto equivale a cinco veces el valor invertido en Coca Codo Sinclair o 104 veces el valor del hospital de Portoviejo. A la fecha, el saldo que queda por pagar de los más de 13 contratos de preventa petrolera es de $615 millones.
De 2010 a 2016 se recibieron desembolsos promedio de $2.000 millones. Por tomar un ejemplo, en 2010 llegaron $2.682 millones, recursos principalmente destinados para la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, según información del Ministerio de Finanzas. Los desembolsos se han hecho en su mayoría a través de los bancos públicos chinos China Exim Bank y el Bank of China.
Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal, dice que “hubiese sido deseable que China sea un inversor y no solo prestamista. China ha hecho un gran negocio al prestar a tasas altas”.
Las condiciones de los préstamos oscilan entre 6,25% y 7,25% de interés y atan al país a contratar con compañías chinas la ejecución de las obras”.

Más información

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.