Buscador


La familia valenciana Noguera quema su fortuna con inversiones ruinosas en Banco de Valencia, Prisa, Adolfo Domínguez y Cleop

17-07-2012

La suspensión de pagos de la constructora valenciana Cleop explicada ayer por la propia compañía con un hecho relevante en la CNMV representa un nuevo mazazo para los intereses de la familia valenciana Noguera Borel, que en los años de crisis ha visto como se derrumbaba el emporio que heredaron de su padre, el liberal antifranquista Álvaro Noguera, fallecido en marzo de 2006.

Los herederos, su viuda Agnés Borel y sus hijos Agnés (en la foto), Alejandro y Pablo, han mantenido casi intacto el negocio que heredaron de su progenitor, Libertas 7,  habiendo sufrido un quebranto muy superior al que corresponde a la gravísima crisis económica que ya va por el quinto año. Libertas 7 tiene dos vertientes, una promotora inmobiliaria, un negocio sin actividad alguna y con un deterioro brutal en el activo, que se deprecia cada minuto que pasa, aunque esta depreciación no parece haberse ajustado en el balance de la compañía.

Es sin embargo, la otra rama de actividad, que corresponde a inversiones significativas en empresas cotizadas, donde no parece que la familia haya tenido los reflejos que exigía el devenir de los acontecimientos. Nada menos que cuatro empresas que suponen el grueso de la inversión están en estado de vigilancia intensiva, algunas en coma irreversible, como es el caso del Banco de Valencia, donde Libertas tiene 25 millones de acciones, que apenas valen actualmente 2,5 millones de euros, mientras que cuando murió el padre superaba los 150 millones de euros el valor bursátil de aquellas.

Un comportamiento similar es el de Prisa, empresa de medios de comunicación en la que los Noguera llevan muchos años, siendo Agnés consejera, al igual que lo ha sido en el Banco de Valencia. Además de accionistas de Prisa lo han sido de Sogecable, cuando cotizada y de Media Capital, la filial portuguesa.  El valor de su participación en Prisa en el año 2006 superaba los 130 millones de euros, frente a los poco más de 3 millones actuales.

En Adolfo Domínguez invirtieron alrededor de 22 millones para comprar el 10,4%, que ahora no vale 3 millones, pero que cuando heredaron la participación valía casi más de 50 millones. En la constructora Cleop, que ayer presentó suspensión de pagos (concurso voluntario), Libertas 7 tiene algo más del 11%, con un valor al cierre del año pasado, o sea antes del concurso, de 4,75 millones, cuando en el 2006 podía haber realizado una operación corporativa , que sin duda multiplicaría por 10 esa cantidad.

Se puede hablar de una pérdida patrimonial de casi 400 millones en las participadas, de los cuales un 70% correspondería a la familia, ya que controlan aproximadamente ese porcentaje en la tenedora de los títulos, Libertas 7. No obstante, el problema es más gordo, Libertas 7 tenía un patrimonio neto de 200 millones de euros y sólo 54 millones de deuda bancaria en 2006, con una plusvalía latente colosal en el activo. Actualmente, Libertas, tiene un patrimonio neto de 164 millones, con una deuda bancaria de 161 millones, soportando un activo de 340 millones, que a valor liquidativo habría que ver si alcanza la mitad, aunque la compañía asegura que el valor razonable de sus inversiones inmobiliarias es muy superior al contabilizado en balance. Las únicas inversiones que no han resultado ruinosas han sido las de vino, Bodegas Riojanas y Barón de Ley.

De momento y es una mala señala, las deudas no se pagan a vencimiento sino que se prorrogan. Las que vencían el año pasado se pasaron al actual, y da la sensación que los 90 millones que vencen en 2012 no se pagarán tampoco. Habrá que ver el desenlace de sus números rojos con el Banco de Valencia, en una relación de intereses cruzados. Agnés Noguera criticó en la reciente junta de accionistas de la entidad financiera a los representantes del Banco Financiero y de Ahorros, la matriz de Bankia, por haberse desentendido de la capitalización necesaria del Banco de Valencia, y exculpó al resto. No resulta extraña esta exculpación cuando Domingo Parra, ex consejero delegado del banco quebrado y acusado de prácticas fraudulentas, ha sido hasta el año pasado consejero de Libertas 7.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.