Buscador


Responsabilidad Social Empresarial

La Inversión Socialmente Responsable aún es desconocida por el gran público

  • “Hay que vender por qué estos productos son buenos tanto para los inversores como para la sostenibilidad”, señala Carmen Casero, directora general del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas
  • “Ha nacido un nuevo tipo de inversor preocupado no sólo por la rentabilidad sino por saber qué hay detrás de sus inversiones”, afirma Jaime Silos, presidente de Spainsif

03-06-2016

Una mayor colaboración entre el sector público y el privado para conseguir que la Inversión Socialmente Responsable (ISR) – muy ligada a organizaciones éticas, religiosas, solidarias o sindicales- llegue más y mejor al gran público, ha sido reclamada por Carmen Casero, directora general del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas. Su mensaje ha inaugurado la Semana de la Inversión Socialmente Responsable, encuentro que desde hace varios años organiza Spainfsif con el objetivo de promover este mercado y propiciar las relaciones entre inversores e instituciones.

Carmen Casero ha recordado el convenio de colaboración suscrito el pasado abril entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a través de la Dirección General de la Responsabilidad Social de las Empresas, y Spainsif para fomentar la inversión socialmente responsable y ha afirmado que entre los grandes retos está explicar más el concepto, saber vender por qué estos productos son buenos tanto para los inversores como para la sostenibilidad. “Espero, y está en nuestro convenio, que se den a conocer bien entre toda la sociedad española los criterios que tienen que cumplir los productos de inversión ISR”.

El presidente de Spainsif, Jaime Silos, ha enunciado “cinco grandes verdades” en torno a la ISR. La primera es que se ha convertido en algo viral por su crecimiento exponencial, tanto en volumen como en clases de productos para invertir como en la tipología de los actores. La segunda es que el análisis con criterios ASG (medioambiente, social y governance) “es una excelente herramienta para controlar el riesgo en las inversiones y cada vez se utiliza más para analizar la calidad de los activos”. La tercera se concreta en el nacimiento de un nuevo tipo de inversor consciente, muy preocupado no sólo por la rentabilidad sino por saber qué hay detrás de sus inversiones. La cuarta y la quinta se refieren a retos de futuro, ya que “estamos en la adolescencia de la ISR y hay que profundizar más y mejor en definir qué es realmente una estrategia de este tipo” por lo que Silos ha afirmado que es necesario “desarrollar competencias en asesoramiento financiero”. El presidente de Spainsif ha subrayado que “la ISR sigue siendo un fenómeno ilustrado y tiene que ganar fuerza en el mercado retail”.

La oferta y demanda de la ISR minorista

en España

En una mesa redonda en torno a la oferta y demanda de la ISR minorista en España, Sonsoles Santamaría, directora general de Tressis, ha señalado que “no hay que hablar ya de activos concretos sino de una forma global de gestionar” y saber trasladar a los clientes que “las carteras socialmente responsables generan más valor que las gestionadas con criterios únicamente financieros”. Rafael Hurtado Coll, director de inversiones de Allianz Popular Asset Management, cree que cada vez se introducen más criterios de gestión ISR “para quitar riesgos” y se ha mostrado convencido de que “llegará el día en el que los clientes no es que exijan un fondo ISR, sino que toda la gestora lo sea”. “Si la industria no se esfuerza y no hay más impulso por parte de la oferta, el cliente no sabrá que estos productos existen”, ha subrayado Jesús González, director de la Unidad Confederal de Previsión Social de la UGT.

“Aunque ha habido un avance significativo aún hay que profundizar más y conocer mejor la calidad de los indicadores, saber si realmente estamos ante una oferta de calidad” y se ha quejado de que “no se está haciendo un verdadero esfuerzo de transparencia, de explicar mejor los productos al cliente fina al, y la industria debería hacerlo”, afirma Carlos Trías, presidente de la Comisión Consultiva de las Transformaciones Industriales del Comité Económico y Social Europeo y director de ASGECO.

En el ámbito de las inversiones socialmente responsables, el inversor institucional es el dominante. Según datos del último estudio publicado por la Global Sustainable Investment Alliance, el 86,9% de toda la inversión socialmente responsable del mundo proviene de este tipo de inversores. Este porcentaje representa 18,6 billones de dólares a finales de 2013. Esta proporción es incluso más acentuada en Europa, donde el último estudio de Eurosif señala que el 96,6% es inversor institucional, lo que representaba 11,75 billones de euros a finales de 2013. En España la tendencia es la misma que en Europa, aunque el porcentaje es algo menor.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.